Tomar helados todo el año

Con la llegada del calor el helado se convierte en un alimento cotidiano.  En verano es un aperitivo adecuado para cualquier momento y lugar, no obstante si valoramos sus cualidades,  no  deberíamos  reducir su consumo  sólo a la época estival.

El helado es un buen alimento Incluso en invierno pues muy a pesar de la leyenda urbana,  su consumo no perjudica los resfriados,  sino que al contrario ya que el cuerpo se acostumbra al frío y la diferencia de temperatura con el ambiente es menor. También es bien sabido que los médicos aconsejan los helados o las bebidas frías para calmar las afectaciones de amigdalitis en los niños.

Fuente: neurosci.co.uk

Son numerosos los estudios que avalan las bondades del helado considerándolo también un bocado de felicidad. Según un estudio realizado por el Instituto de Psiquiatría de Londres, se  comprobó científicamente a través de resonancias que el consumo de helados activa las zonas del cerebro asociadas al placer y la felicidad.  La foto de este artículo la hemos tomado del portal neurosci.co.uk  y muestra  dónde se aprecian las zonas que se activan en el cerebro relacionadas con el placer cuando comemos un helado.

Pero los beneficios del helado con positivas repercusiones en nuestra salud son más y aquí repasamos varias muy importantes:

Alimento para deportistas: a pesar de que los más deportistas cuidan su dieta, el helado no debe ser prohibitivo si se consume con moderación. En especial tras una sesión a pleno rendimiento es una opción recomendable ya que ayuda a recuperar fácilmente el glucógeno perdido. También su contenido en proteínas de alta calidad repone a los músculos cansados así lo explica la revista especializada SportLife 

Nutritivo a tope: concentra un gran número de nutrientes necesarios para el funcionamiento del organismo como son las fibras, minerales, proteínas, vitamina B2, fósforo…que podrían resucitar a un muerto.

Mujeres más fértiles: por muy extraño que parezca los helados también ayudan a la fertilidad femenina. Lo dice un estudio realizado por la prestigiosa Universidad de Harvard que según los resultados revelan que una dieta rica en helado y otros productos lácteos con alto contenido graso puede reducir el riesgo de un tipo de infertilidad.

Fortalece los huesos: debido a su gran componente en calcio ya que los helados tienen su base en la leche o yogurt, y que por tanto pueden llegar a cubrir hasta el 15 por ciento de las necesidades diarias de calcio.

Leave a Reply