Adelgazar un 5 por ciento ya mejora notablemente la salud

Como muestra un nuevo estudio analizando las respuestas al adelgazar llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis (EE.UU.), una pérdida de peso del 5% es suficiente para reducir significativamente el riesgo de desarrollo de diabetes y de cardiopatía isquémica.

ObesidadLos investigadores observaron a 3 grupos de un total de 40 personas obesas que perdieron el 5 por ciento, el 10 por ciento y 15 por ciento de su peso. El estudio, publicado el 22 de febrero en la revista Cell Metabolism, encontró que el 5 por ciento de pérdida de peso fue suficiente para reducir múltiples factores de riesgo para la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.
Entre los 19 voluntarios del estudio que perdieron un 5 por ciento de su peso corporal, la función de las células beta de secreción de insulina mejoró, al igual que la sensibilidad a la insulina en el tejido adiposo, en el hígado y en el tejido musculoesquelético.
Nueve de los pacientes del estudio continuaron perdiendo peso, llegando finalmente a la pérdida del 15 por ciento. Estos experimentaron mejoras adicionales en la función de las células beta y la sensibilidad a la insulina en el tejido muscular, pero no mejoraron la sensibilidad a la insulina en el tejido hepático ni en el adiposo, con una mayor pérdida de peso.

“Estos resultados demuestran que se consigue un gran beneficio con una pérdida de peso del 5 por ciento”, declaró el autor principal del estudio, Samuel Klein, de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis:
“La continua pérdida de peso es buena, pero no todos los sistemas orgánicos responden de la misma manera. El tejido muscular responde mucho más a la pérdida de peso continua, pero el hígado y el tejido adiposo han alcanzado casi su máximo beneficio en esa pérdida de peso del 5 por ciento …”,
“Sobre la base de estos resultados, debemos considerar el cambio de las metas, un objetivo en los tratamientos de pérdida de peso de hasta el 5 por ciento, en lugar de buscar objetivos muy superiores, lo que aumenta la sensación de fracaso cuando los pacientes no logran las pérdidas de peso esperadas “, dijo Klein.

La obesidad es un factor de riesgo para enfermedades crónicas, como la diabetes, enfermedades del corazón y el cáncer. La mayoría de las guías de tratamiento recomiendan a las personas obesas  perder un mínimo del 5 al 10 por ciento de su peso, explicaron los investigadores.
Estos hallazgos podrían ayudar a motivar a la gente obesa a alcanzar unas metas de pérdida de peso manejables.
Por ejemplo, para 90 kilos, los resultados sugieren que la pérdida de sólo 4,5 Kilos puede mejorar de forma notable  su perfil de salud.
Los estudios futuros deben examinar los efectos de pequeñas pérdidas de peso en otros trastornos y enfermedades relacionados con la obesidad, como la artritis y la enfermedad pulmonar.

Leave a Reply