Seguro médico privado: qué tipos hay y cuál es el que más te conviene

¿Estás pensando en contratar un seguro médico privado pero no sabes por dónde empezar a buscar? La oferta de este tipo de pólizas en España es amplia y variada, y puede resultar algo difícil saber cuál es la que más te conviene en función de tus características y necesidades. En este artículo te damos algunas pistas que te ayudarán a hacer la mejor elección.

Analítica en una póliza de salud privada
Los beneficios de disponer de un seguro médico privado se centran básicamente a la rapidez de acceso a los médicos especialistas y a las diferentes pruebas médicas, desde un análisis de sangre o un estudio de alergias hasta una cirugía, pasando por las resonancias magnéticas, las mamografías para prevenir el cáncer de mama, las colonoscopias… la lista es larga. El inconveniente de contratar una póliza médica, por otra parte, es que supone un gasto fijo más que añadir a los que ya tenemos.

Para poder elegir correctamente entre la oferta existente y conseguir pagar lo justo por las coberturas que cada uno necesita, el portal de pólizas médicas todosegurosmedicos.com explica qué tipos de seguros de salud existen en España y para qué personas son más adecuados.

Qué tener en cuenta a la hora de escoger un seguro médico privado

La edad, la situación familiar o el poder adquisitivo son algunas premisas para elegir un seguro médico privado u otro dentro de la gran oferta de pólizas que existen en el mercado. Pero no son las únicas. En España puedes encontrar seguros de solo especialistas, con hospitalización, completas con copago, sin copago o con reembolso. No todas las opciones de pólizas son válidas para cualquiera. Es importante  fijarse en las coberturas que tiene cada producto y en las ofertas de las diferentes aseguradoras.

Si estás pensando en contratar un seguro médico privado o quieres cambiar el que tienes ahora mismo, lo primero que debes saber es qué tipos de pólizas médicas existen en España y qué modalidad se adapta mejor a tus necesidades. El que más le conviene a una persona de 30 años, soltera, por ejemplo, puede no ser adecuado para una pareja de 45 años, con dos hijos adolescentes.

Tipos de pólizas de salud

Seguros básicos: solo especialistas y pruebas diagnósticas

Es perfecto para quienes desean combinar sanidad pública y privada o contratan por primera vez un seguro médico privado. No incluye operaciones ni hospitalización, pero permite acceder a consultas de medicina primaria, especialidades y medios de diagnóstico sin perder tiempo en las listas de espera de la Seguridad Social.

Está pensado para quienes no hacen mucho uso del seguro médico privado y su gran ventaja es que ayuda a rebajar las listas de espera de la Seguridad Social. Y todo con una tarifa mensual asequible, con opción de contratar copagos equilibrados y coberturas básicas.

Seguro médico completo con copagos

Incluye garantías hospitalarias y extrahospitalarias completas: medicina general, especialidades, diagnósticos, urgencias y hospitalización en los mejores centros de España. Se paga una prima muy económica y una pequeña cantidad por cada servicio médico que se realice.

Es útil para cuidar a la familia, ya que el copago es reducido y se acude al médico solo en caso de necesidad. Está diseñado para jóvenes que quieren un seguro médico para estar protegidos en caso de necesitarlo.

Seguro médico completo sin copagos

Un seguro completo de asistencia sanitaria con el servicio de máxima calidad, con garantías hospitalarias y extrahospitalarias completas: medicina general, especialidades, diagnósticos, urgencias y hospitalización… Se paga una prima mensual más alta que en la opción básica, pero a cambio sabes que no habrá ningún desembolso extra más por servicio. Además, puede incluir cobertura dental, segunda opinión médica y asistencia en viaje.

Este tipo de seguro médico privado es ideal cuando la prioridad del asegurado es que él y su familia tengan cobertura completa en cualquier ocasión y en todo momento.

Seguro médico completo con copagos limitados

Permite un precio mucho más bajo que el completo sin copagos y, al tener limitada la cantidad de dinero a abonar al año en copagos por gastos médicos, se controlan los gastos. Es decir, el asegurado tiene una prima tan baja como la del seguro médico completo con copagos, con todos los servicios y coberturas. Si lo usa poco, paga mucho menos que en una póliza sin copago. Pero si tiene que usarlo mucho, no se le disparan los gastos ya que cuando alcanza el límite de copago anual no abona más por actos médicos durante la vigencia del seguro.

Esta póliza es la más recomendada para quien suele usar poco los servicios médicos.

Seguro médico reembolso

Además de incluir asistencia sanitaria más completa, hospitalización y operaciones y todas las coberturas de las pólizas completa sin ningún tipo de copagos dentro del cuadro médico de la compañía, permite elegir cualquier médico y hospital del mundo.

Si se elige un médico u hospital que no esté dentro de la compañía, se adelanta el dinero y luego la aseguradora reembolsa el 80 % o 90 % de la factura.