Recursos educativos para las familias afectadas por el coronavirus

Tras el cierre de colegios en varias ciudades de España por la alerta sanitaria provocada por la epidemia del coronavirus, los métodos de enseñanza online, se convierten en una alternativa clara para que los menores no vean afectado su ritmo normal de aprendizaje. Los padres se aseguran de esta forma que sus hijos siguen aprendiendo matemáticas a su ritmo durante la cuarentena.

Conscientes del trastorno que supone para miles de familias que los niños no puedan acudir a los centros educativos y, por tanto, se queden sin clases, los responsables de Smartick , un servicio de educación a distancia en Internet, han querido mostrar su solidaridad con ellas ofreciéndoles la posibilidad de que sus hijos puedan practicar matemáticas desde casa a su ritmo y nivel, y completar las sesiones con juegos que refuercen sus habilidades cognitivas, todo sin coste alguno para los padres.

“Desde que nacimos, siempre hemos intentado ayudar a menores que atraviesan circunstancias difíciles por estar hospitalizados, por ejemplo, pero ahora estamos hablando de otra escala mucho mayor. Creemos que esas familias están haciendo el sacrificio que les exige el Gobierno por el bien de todos y por ello nos sentimos en la obligación, como empresa de ámbito educativo y socialmente responsable, de colaborar para que los niños noten lo menos posible las consecuencias de esta medida”, explica Javier Arroyo, cofundador de Smartick.

El reto al que se van a enfrentar miles de familias sin vacaciones para cuidar a sus hijos en casa es enorme, al igual que el de sus profesores, que tendrán que mandar deberes para que los niños no se vean demasiado perjudicados en el curso escolar. Afortunadamente, internet ofrece en la actualidad recursos que pueden ayudar, como Duolingo para los idiomas o Smartick para las matemáticas.