Qué tomar para estudiar mejor: tips y remedios naturales

Estudiar no es una tarea exclusiva de niños y jóvenes. La formación continua en el trabajo también requiere a los adultos seguir aprendiendo y a lo largo de la vida podemos estudiar a cualquier edad sobre diversos temas que nos interesan. Eso sí, estudiar y conseguir nuestras metas, ya sea aprobar un examen o pasar oposiciones, puede resultar difícil e incluso frustrante cuando no logramos concentrarnos. Si te encuentras en esta situación y buscas cómo concentrarte y estudiar mejor, ¡mira los consejos que te proponemos hoy!

alimentos como el pescado azul son bueno para la memoria y para estudiar mejor

 

¿Qué puedo tomar para la memoria y para estudiar?

Las plantas medicinales pueden ayudarnos de muchas maneras a mejorar el rendimiento mental. Si el estrés te impide concentrarte, el aroma del aceite esencial de lavanda, por ejemplo, te ayudará a reducir la tensión y relajarte. Otras plantas contienen sustancias estimulantes o que mejoran la microcirculación y favorecen las funciones cerebrales. Bebidas como el , el café o la infusión de ginkgo tomadas con moderación pueden ayudarte a memorizar mejor. Tu falta de concentración puede ser debida a muchos factores y según el caso una planta funcionará mejor que otra. Por esta razón, antes de tomar plantas o extractos vegetales para potenciar tu memoria lo ideal es consultar con un profesional de la salud o un especialista en remedios alternativos.

También hay muchos productos en Internet que prometen favorecer la concentración, sobre todo pastillas para la memoria para estudiantes. Ahora bien, a pesar de que todos estos productos más o menos naturales pueden contribuir a favorecer la concentración, ten en cuenta que de poco te servirán si mientras estudias para unas oposiciones o una prueba duermes mal, tomas comida basura o no has hecho un buen plan de estudios. Sin duda, utilizar pastillas o extractos de plantas para estudiar puede ser una opción válida si se asocian a un estilo de vida sano. De todos modos, antes de tomar extractos naturales o fármacos para estudiar consulta con tu médico para conocer su opinión y que te ayude a encontrar el producto más adecuado.

Hábitos y acciones que ayudan a mejorar la memoria y concentración

Estar concentrados cuando se realizan tareas como estudiar es fundamental, pero no siempre logramos ciertos niveles de concentración de inmediato o nos dispersamos muy fácilmente.

Para colmo, sentarse para estudiar y sentir que no se está avanzando puede empeorar la situación aumentando los niveles de estrés y ansiedad que, a la vez, favorecen la dispersión y la sensación de frustración. Por esta razón, mantener la calma es el primer consejo que te proponemos para estudiar mejor. Pero hay más cosas que se pueden hacer y tomar para la concentración y a continuación te proponemos unos ejemplos.

  • Descansar lo suficiente: dormir bien es necesario para que podamos llevar a cabo correctamente nuestras funciones cognitivas. La memoria y la concentración se ven directamente afectadas por la falta de sueño o por dormir mal. Si tienes problemas para conciliar el sueño o cuando te levantas por las mañanas no te sientes suficientemente descansado, habla con tu médico para detectar eventuales trastornos del sueño y encontrar soluciones que te permitan conseguir un descanso de calidad. Si te estás preparando para unas oposiciones o un examen también deberías tener en cuenta que es importante tomar unos minutos de descanso cada cierto tiempo. Al fin y al cabo, el cerebro también es un músculo y repetir la acción de estudiar durante largos períodos sin pausas acaba siendo contraproducente.
  • Aprender a controlar el estrés: altos niveles de estrés y nerviosismo afectan a la salud física y mental, por lo que reducen nuestra capacidad de concentrarnos y memorizar. Practicar actividades relajantes como hablar con amigos, jugar al ajedrez, salir a pasear o practicar alguna técnica de meditación son ejemplos de gimnasia cerebral que ayuda a gestionar mejor el estrés y aumenta el rendimiento en el estudio.
  • Organizar espacio y tareas: tanto en el trabajo como en el estudio, ser organizado nos ayuda a ahorrar tiempo y mejora nuestra concentración. Tener una agenda para planificar las tareas del día a día no solo es útil para organizar el estudio, sino que tener un plan también reduce las preocupaciones y la ansiedad que puede surgir cuando no tenemos claros nuestros objetivos. Con relación al espacio, evidentemente, estudiar en un entorno ordenado y limpio además de ser más agradable contribuirá a reducir las distracciones. Cuando vayas a organizar tu espacio de estudio arréglalo para que sea cómodo, intenta que haya una buena iluminación y asegúrate de tener a mano todos los materiales que puedas necesitar.
  • Evita elementos de distracción y ruidos: los ruidos molestos pondrán a prueba tu capacidad de concentración. Para evitar gastar energías intentando estudiar en un ambiente ruidoso, intenta organizarte para evitar los ruidos ambiente como una televisión encendida, personas que hablan en otra habitación, etc. Cuando evitar estos ruidos no es posible, escuchar música puede ayudarte a recuperar tu concentración. Ponte auriculares y escoge alguna playlist de música instrumental. El móvil también puede ser un elemento de distracción si lo tienes al lado mientras estás estudiando, por lo que considera dejarlo en otra habitación o apagarlo cuando estés concentrado en tus tareas.
  • Sigue un estilo de vida sano: practicar ejercicios moderadamente y comer equilibrado son hábitos sanos que contribuyen a la salud de tu cuerpo y mente. Cuando estás estudiando para una prueba importante mantener estos hábitos puede incluso favorecer tu rendimiento. Por un lado, el deporte te ayuda a liberar tensiones y despejar la mente. Por el otro, comer alimentos saludables te aporta nutrientes que protegen y alimentan también tu cerebro.

Con relación a este último aspecto, si quieres saber qué alimentos favorecen la concentración, ¡sigue leyendo!

Alimentos buenos para la memoria y para estudiar

Comer sano es muy recomendable para la salud cerebral en general y si estás buscando cómo mejorar la memoria lo es aún más, puesto que el consumo de alimentos poco sanos puede empeorar la memoria y la concentración.

Los alimentos ideales para favorecer la concentración son aquellos que contienen nutrientes esenciales para el funcionamiento del cerebro, es decir, vitamina C, vitamina B1, ácidos grasos, zinc, magnesio y calcio. Estas sustancias protegen y favorecen las conexiones neuronales con lo que mejoran memoria y concentración, entre otras funciones del cerebro.