Poner a punto los ojos después del confinamiento

El confinamiento ha hecho replantear muchas cosas. Internet da la capacidad de comunicarnos en la distancia, algo que obviamente ya se sabía. De lo que la sociedad no era tan consciente, es de que puede hacerlo, en muchos casos, en igualdad de condiciones que presencialmente.

Según un estudio de GFK, el teletrabajo ha sido la opción para el 58% de los trabajadores durante el confinamiento. Además, el 64% de los españoles afirma haber navegado más por internet, y hasta un 49% reconoce haber visto más videos online. Tener el mundo alcance de la mano en unos pocos pixels requiere utilizar constantemente móvil, tablet o PCs, pero sobre todo, expone los ojos durante mucho más tiempo a luz de alta energía.

Con la progresiva vuelta a la normalidad, el cuerpo necesita tiempo para readaptarse. Músculos desacostumbrados al movimiento, calambres… Y esa misma sensación es la que se tiene en los ojos. El confinamiento ha dejado en muchos ciudadanos, independientemente de su edad, huella en forma de cansancio o fatiga visual, de ojos más sensibles y con picor, o simplemente con la sensación de no ver bien. Todos ellos son síntomas normales después de este periodo en el que se han usado los dispositivos digitales muchas más horas de las habituales.

Conscientes de esta realidad y en el camino hacia la nueva normalidad, los profesionales de la salud visual recomiendan una revisión para comprobar hasta qué punto el exceso de horas de móvil y tablet ha podido afectar a los ojos. Son muchos los usuarios que perciben que necesitan esta revisión. Sensibles a la demanda de la sociedad, los opticos-optometristas, solidariamente, ponen en marcha una iniciativa para gestionar 45 minutos de revisión visual, con cita previa en la óptica, en exclusiva y en un entorno seguro.