Por qué el pelo se cae más en otoño y cómo puedo evitarlo

Que se nos caiga el pelo es algo normal. Dejar unos cuantos cabellos en el cepillo con el que nos peinamos, en la ducha o en la almohada no te debe preocupar, es parte del proceso normal de renovación constante a la que está sometido. Pero ¿por qué después del verano se nos cae más? ¿Es así, o solo es una impresión nuestra? ¿Nos tiene que preocupar? Te explicamos por qué el pelo se cae más en otoño y qué hacer para que esto no se convierta en un problema.

Cómo evitar la caída del pelo

Por qué el pelo se cae más en otoño

Sí, es cierto, son muchas las personas que notan que el pelo se cae más en otoño. ¿Cuál es el motivo de que esto suceda? El principal: así es el ciclo del pelo. Es una cuestión natural y no debe preocuparnos, porque los cabellos que caen se van a recuperar. Es un proceso que acostumbra a durar entre dos y tres meses. Hay personas que también notan este aumento de la caída en primavera. Sigue siendo normal.

Otra causa que puede acelerar la caída del pelo en otoño es lo que hemos hecho con él durante los meses de más calor. En verano, el pelo sufre daños considerables. El sol intenso, la sal del mar, el cloro de las piscinas, y el hecho de someterlo a estos factores constantemente, llevan a nuestro cabello a una situación de debilidad que acostumbra a hacerse patente en la siguiente estación: el otoño.

Otros factores que pueden causar caída del pelo

No solo el otoño tiene la culpa de que se nos caiga más el pelo. Hay otros factores que pueden provocar caídas excesivas en momentos concretos de nuestra vida. Algunos de ellos son:

  • El embarazo en las mujeres, y también la menopausia. Los cambios hormonales pueden afectar negativamente al cabello.
  • Situaciones sostenidas de estrés.
  • Algunas enfermedades, como el lupus o la celiaquía.
  • Abusar de ciertos tratamientos que conllevan la aplicación de productos muy agresivos, como cierto tipo de permanentes o de alisados.
  • El exceso de grasa en el cuero cabelludo.
  • La alopecia genética en los hombres: si es tu caso, a la larga no podrás recuperar el pelo que pierdes. Aunque consigas ralentizar el proceso, seguramente con muchos esfuerzos, la naturaleza siempre lleva las de ganar.

Qué podemos hacer para que no se caiga tanto

Para evitar que el pelo se nos caiga tanto en otoño, la alimentación es fundamental. Debemos potenciar una alimentación rica en vitamina C, y también en vitaminas A y E. Alimentos que tienen estas últimas son el hígado, los lácteos, los aceites, las verduras de hoja verde, los huevos…
Además de estas vitaminas, son de mucha ayuda el zinc y la biotina. Encontrarás estos nutrientes en ostras, almejas, carne roja, pollo, levadura de cerveza, pescado azul y frutos secos, entre otros. Importante: también debes minimizar el consumo de azúcar.

Si estamos hablando de una caída normal en la temporada de otoño, no es necesario hacer nada más que comer bien, el pelo se renovará por sí mismo. Pero si te preocupa el tema y quieres hacer algo más, en el mercado encontrarás multitud de productos que, aunque no hacen milagros, sí pueden ser una acción más que contribuya a frenar la caída. Algunos de estos productos son:

  • Champús anticaída: incorporan elementos que ayudan a fortalecer el cabello.
  • Vitaminas para el pelo: por ejemplo, el zinc. Si no lo incorporas en tu dieta, puedes comprarlo en cápsulas en la farmacia. También te irán bien el ácido fólico, el selenio, el hierro y otras. Pregunta a tu farmacéutico o farmacéutica, ellos sabrán qué darte.
  • Ampollas anticaída: el líquido que contienen se aplica en el cuero cabelludo, en la misma raíz del cabello. Acostumbran a funcionar bastante bien.

Más acciones que puedes realizar para proteger tu pelo de la caída excesiva:

  • Hazte masajes circulares con las yemas de los dedos en el cuero cabelludo cuando te lavas la cabeza, con delicadeza. Esta es una manera de activar la circulación y proteger el pelo de una caída excesiva.
  • Cuidado con el secador: intenta no utilizarlo de manera intensiva (y lo mismo con las planchas para alisar el cabello) y, cuando lo quieras usar, mantenlo a una distancia mínima de 30 centímetros de la cabeza. La temperatura del aire, mejor que sea templada, nunca ardiendo.
  • Olvídate del tabaco y del alcohol. También para esto son perjudiciales.

Y si se me sigue cayendo mucho el pelo, ¿qué hago?

Si han pasado ya el otoño y el problema no mejora, y también si a lo largo de esos meses consideras que la caída es excesiva, debes ir a visitar al dermatólogo.
Los expertos aseguran que una caída de pelo normal está entre 100 y 150 cabellos diarios. Si tu caída es muy superior, lo mejor es pedir consejo el médico.