Operaciones de cirugía estética: cuáles son las más demandadas

¿Sabías que la primavera es la estación en la que se realizan más operaciones de cirugía estética? Es el momento ideal para lucir la imagen que queremos de cara al verano. En estos meses también se dan postoperatorios más rápidos y llevaderos, gracias a la buena temperatura, que resulta un elemento esencial para la cicatrización y la recuperación.

Este es el top 5 de las operaciones de cirugía estética, las más demandadas en primavera, según nos cuenta Clínica Trevi:

Mamoplastia. Consiste en un cambio de volumen y/o forma de los senos, de dos tipos: aumento -el más solicitado- o reducción. La demanda de cirugía mamaria supone casi el 50 % de todas las cirugías estéticas practicadas en España, es la operación de cirugía estética por excelencia. Para esta intervención se realiza un estudio preoperatorio, una ecografía mamaria y una mamografía. Requiere anestesia general y se efectúa mediante una pequeña incisión en el pliegue submamario o alrededor de la areola, dependiendo del caso. Se coloca la prótesis por detrás de la glándula mamaria, por encima o por debajo del músculo pectoral en función de las características de cada paciente.

Mastopexia. Este tipo de operación sirve para recolocar las mamas, elevarlas y restaurar su firmeza. La elevación del pecho se lleva a cabo en aquellos casos en que, sin ser excesivo en volumen, ha sufrido una importante caída por el paso del tiempo o por cambios hormonales o de peso. También puede efectuarse con prótesis en casos de que se quiera, además de elevar, aumentar el volumen del pecho. La operación requiere tres incisiones: alrededor de la areola, otra vertical en forma de T invertida y una última horizontal. Tras retirar el exceso de piel, el pezón y la areola se recolocan en una posición más elevada y así se consigue un pecho más turgente. Se realiza con anestesia general.

Abdominoplastia. Consiste en la retirada del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flacidez muscular. Esta situación de exceso de piel y relajación del abdomen se suele dar en pacientes que han experimentado aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos. Gracias a la intervención, se consigue un vientre más plano, firme y una cintura más estrecha. La operación se hace bajo anestesia general y la recuperación puede llevar de unas semanas a unos meses, según el estado físico del paciente. Además, puede combinarse con liposucción.

Rinoplastia. Es la cirugía que modifica la forma de la nariz. Puede disminuir o aumentar su tamaño, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o modificar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También se recurre a esta intervención para corregir los problemas congénitos, los ocasionados por traumatismos y algunas dificultades respiratorias. La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, con anestesia general.

Blefaroplastia. La blefaroplastia superior es una cirugía ambulatoria (se ejecuta con anestesia local), que dura aproximadamente 45 minutos. Consiste en extirpar el exceso de piel y grasa del párpado superior, dejando una cicatriz escondida en el fondo del surco palpebral superior. Al mismo tiempo, se pueden eliminar las bolsas grasas inferiores y tensar la piel del párpado inferior. Esto también se puede hacer con tratamiento de láser, pero se recomienda hacer la cirugía, ya que el láser necesita muchas sesiones y no siempre queda como el paciente desea, todo dependerá de la cantidad de exceso de piel que presente la persona. Los puntos se retiran a los cinco/ siete días y la reincorporación a la vida cotidiana del paciente es inmediata.