Llegan las vacunas contra el COVID-19, pero la pandemia no ha terminado, advierte la OMS

La ONU ha publicado a través de su portal news.un.org información relevante sobre la evolución de la pandemia COVID-19 y en concreto sobre la fase en la que entraremos a principio del año 2021, con una gran expectativa global sobre los beneficios de las vacunas contra esta enfermedad.

Tras el reciente anuncio de la agencia reguladora de medicamentos del Reino Unido que aprobó el uso de la vacuna contra la COVID-19 fabricada por la farmacéutica Pfizer, la Organización Mundial de la Salud indicó este viernes que el progreso en las vacunas proporciona “un impulso” que nos hace ver “la luz al final del túnel”, pero advirtió contra la creciente percepción de que la pandemia ha terminado.

“La verdad es que en la actualidad muchos lugares son testigos de una muy elevada transmisión del virus, lo que pone una enorme presión sobre los hospitales, las unidades de cuidados intensivos y los trabajadores de la salud”

La OMS está preocupada por la creciente percepción de que la pandemia ha terminado”, alertó el director general de la Organización el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus durante su encuentro bisemanal con los medios de comunicación.

Una opinión a la que se sumó el doctor Michael Ryan, responsable de emergencias de la Organización cuando indicó que “disponer de las vacunas no implica acabar con la COVID-19”.

Objetivo COVAX: 2000 millones de vacunas para finales de 2021

La doctora Soumya Swaminathan, científica jefa de la Organización explicó que el Mecanismo Covax, la iniciativa mundial de la OMS para el desarrollo y distribución equitativa de vacunas contra la COVID-19, cuenta hasta el momento con acuerdos para obtener 700 millones de dosis y que el objetivo es poder contar por lo menos con 2000 millones a finales del año 2021, que cubrirían alrededor del 20% de la población de los países que forman parte de la iniciativa.

“Eso es suficiente para poner fin a la fase aguda de la pandemia, reduciendo la mortalidad, reduciendo el impacto en los sistemas de salud”, destacó.

Al mismo tiempo recordó que para alcanzar el objetivo de los 2000 millones de dosis se necesita dos requisitos: el primero y más importante es contar con la suficiente financiación, que cifró en unos 5000 millones de dólares, y el segundo compartir equitativamente las dosis de vacunas disponibles en todo el mundo.