Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en espacios interiores a partir del 20 de abril

Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en el interior a partir de su publicación en el BOE, el 20 de abril. Esta información ha sido transmitida por la ministra de Sanidad, Carolina Darias al pleno Ordinario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

En rueda de prensa celebrada en el Palacio de Fuensalida, en Toledo, ha indicado que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en interiores con carácter general, si bien se mantienen en los centros asistenciales, tanto para trabajadores como para visitantes y para las personas ingresadas cuando estén compartiendo espacios comunes fuera de su habitación. También se mantendrá la obligación de su uso en los centros sociosanitarios, para los trabajadores y visitantes en zonas compartidas; y en los medios de transporte.

Esta decisión se basa en el informe realizado por las personas expertas de la Ponencia de Alertas que, además, aconseja el uso responsable de la mascarilla en interiores para población vulnerable y otros ámbitos como espacios cerrados de uso público.

La ministra Carolina Darias ha declarado: “En España hemos ido dando las respuestas estratégicas que en cada momento la situación de la pandemia ha requerido. Afortunadamente, gracias al altísimo nivel de inmunización que tiene la población, nuestra situación epidemiológica está en un contexto favorable”, explicitando que las decisiones se han tomado “desde la progresividad y la gradualidad, y contando con el asesoramiento de las personas expertas”.

De esta forma, España sigue la tendencia que inició el Reino Unido, y de  otros países de la Unión Europea como  Dinamarca, Finlandia y Suecia, a inicios de febrero. Dinamarca, a pesar de que los indicadores de presencia de COVID seguían siendo altos,  eliminó todas las restricciones. En cambio, en Finlandia y Suecia la supresión de medidas preventivas fue limitada, manteniendo la obligatoriedad de las mascarillas en el transporte público.

Noruega, Irlanda  y Paises Bajos ese sumaron, también en febrero, al fin de la obligatoriedad de la mascarilla, y este último también a la de presentar el pasaporte covid. En el caso de Irlanda, no obstante, sigue siendo obligatorio su uso en centros sanitarios. Bélgica y Francia anunciaron el fin de la obligatoriedad el 7 y 14 de marzo, respectivamente.

Otros países han tenido que dar marcha atrás respecto a la erradicación de medidas preventivas para evitar el crecimiento de la pandemia en sus territorios, como ha sido el caso de Austria, que el 19 de marzo reimplantó su obligatoriedad en interiores tras un espectacular aumento en el número de contagios.