La vacunación infantil de la gripe

La gripe -infección vírica aguda que afecta las vías respiratorias- es uno de nuestros principales enemigos en esta época del año, sobre todo de noviembre a marzo. Por este motivo, desde el mes de septiembre las autoridades sanitarias llevan a cabo una campaña para promover la vacunación entre aquellas personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones en caso de padecer gripe. Según la Comisión Nacional de Salud Pública, los grupos de riesgo son: personas mayores de 65 años y niños y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares, enfermedades metabólicas, neuromusculares entre otras.

La web www.respiratranquilo.com publica regularmente información sobre las enfermedades respiratorias en el ámbito de la pediatría. Esta web es propiedad de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), creada en 1977 por médicos especialistas en el ámbito de la neumología pediátrica y es una asociación médico – científica, sin fines lucrativos y dedicada en exclusiva al estudio de la patología respiratoria pediátrica. En este artículo recopilamos la información que ofrece la SENP acerca de la necesidad de utilizar el recurso de la vacunación infantil en los casos que existen problemas previos relacionados con las enfermedades respiratorias.

Menores con problemas respiratorios
Si bien es cierto que para la mayoría de las personas la gripe es estacional y con tratamiento adecuado se puede curar en un breve período de tiempo, los menores con enfermedades respiratorias, como el asma, tienen más probabilidad de sufrir complicaciones derivadas de la gripe. Así pues, un empeoramiento del virus puede causar bronquitis y neumonía y, en casos muy extremos, la muerte del paciente.
Es por esto que la vacuna de la gripe es la mayor prevención para los menores que sufren alguna enfermedad respiratoria.

¿Cómo funciona la vacuna de la gripe?
Como detalla el Ministerio de Sanidad, la vacuna de la gripe contiene tres cepas con los virus que más probablemente circularán este invierno. Inyectándolos en el organismo, nuestro cuerpo produce defensas y anticuerpos, de manera que si el individuo entra en contacto con el virus estará protegido.

El Ministerio de Sanidad, para las personas menores de 65 años recomienda la vacunación contra la gripe en esta temporada de invierno 2016/2017 a:

  • Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada), neurológicas o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
  • Niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con:
    • enfermedades metabólicas, incluida diabetes mellitus
    • obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes ó ≥3 DS en la infancia)
    • insuficiencia renal
    • hemoglobinopatías y anemias
    • asplenia
    • enfermedad hepática crónica
    • enfermedades neuromusculares graves
    • inmunosupresión (incluida la originada por la infección de VIH, por fármacos o en los receptores de trasplantes)
    • cáncer
    • implante coclear o en espera del mismo
    • trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva
    • síndrome de Down, demencias y otras
  • Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

Leave a Reply