Qué es un golpe de calor y cómo prevenirlo

El golpe de calor es una afección causada por el sobrecalentamiento del cuerpo, generalmente como resultado de una exposición prolongada o un esfuerzo físico a altas temperaturas. Es una  afectación grave que puede ocurrir si la temperatura del cuerpo se eleva  40 grados o más.

Los síntomas más comunes son: 

  • Dolor de cabeza. 
  • Náuseas y vómitos.
  • Alta temperatura corporal. Una temperatura corporal central de 40 C o más
  • Comportamiento mental alterado, con síntomas como confusión, ansiedad o dificultad para hablar, irritabilidad, visiones delirantes, convulsiones e incluso se puede llegar a un estado de inconsciencia (coma).
  • Alteración de la sudoración. En el golpe de calor provocado por altas temperaturas en el ambiente, se puede apreciar una piel caliente y seca al tacto. En el golpe de calor provocado por un ejercicio intenso, la piel puede sentirse seca o ligeramente húmeda.
  • Respiración alterada.
  • Frecuencia cardíaca acelerada. El pulso puede aumentar significativamente porque el estrés por calor coloca requiere un sobre esfuerzo al  corazón para ayudar a enfriar el cuerpo.
  • Piel enrojecida. La piel puede enrojecerse a medida que aumenta la temperatura corporal.

Riesgos a evitar para prevenir un golpe de calor: 

  • Usar ropa que evite que el sudor se evapore fácilmente y enfríe el cuerpo.
  • Beber alcohol puede afectar la capacidad del cuerpo para regular su temperatura.
  • Deshidratarse por no beber suficiente agua para reponer los líquidos perdidos por la sudoración.
  • La exposición al sol en las horas de máxima irradiación (de 12 a 17 horas).

Ante síntomas de cansancio y/o mareo, buscar un lugar fresco y ventilado, intentar refrescarse con agua y evitar que la ropa comprima alguna parte del cuerpo.
Si persisten los síntomas acudir a un servicio de emergencia médica.

El golpe de calor  es una afectación muy grave que puede causar la muerte  debido a que impide que el centro regulador de temperatura corporal, el hipotálamo, cumpla su función afectando a la respiración y a la circulación de la sangre.