Estrategia nacional contra la COVID-19 a partir del Decreto de Alarma 25 octubre

CLICK EN LA IMAGEN PARA ABRIR EL DOCUMENTO

El Gobierno ha expuesto en un documento la Estrategia Nacional contra el Covid-19 a partir del Decreto de Alarma 25 octubre, en el marco de actuación sobre el que se asienta el modelo de cogobernanza entre el Gobierno y las comunidades autónomas.

La Estrategia Nacional contra el COVID-19 describe los criterios, los instrumentos, los indicadores y las acciones compartidas entre todas las Administraciones públicas.

Los criterios, instrumentos e indicadores comunes en todo el territorio permiten hacer un seguimiento de la evolución de la pandemia en nuestro país y están recogidos en la Guía de actuación frente al COVID-19, entre otros documentos.

Las acciones, pilar básico de la Estrategia, son necesarias para doblegar la curva y mantener bajo control la pandemia. La principal acción es la declaración del estado de alarma vigente.

Y todo ello requiere que las medidas sean evaluadas para comprobar su eficacia.

La Estrategia Nacional contra el COVID-19 se trata de un documento vivo que recoge todas las actuaciones llevadas a cabo en España desde el 21 de junio, fecha en que todo el país entró en lo que se llamó nueva normalidad, una vez decaídas las órdenes del estado de Alarma.

Así, la Estrategia recoge el marco normativo común en toda España, como fue el Real Decreto-Ley de Nueva Normalidad.

También compila las medidas coordinadas con las CCAA, como son los cinco paquetes de Actuaciones coordinadas en Salud Pública que se han aprobado en el seno del Consejo Interterritorial del SNS desde el mes de agosto.

El documento de actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19, aprobado el 22 de octubre, también está recogido en la Estrategia. Se trata de un desarrollo del Plan de Respuesta Temprana y establece un marco de criterios comunes, basados en la evidencia científica.

Finalmente, en el marco de la cogobernanza, se aprobó el Real Decreto de estado de alarma, que establece una serie de limitaciones de circulación y de permanencia de personas que las CCAA pueden adaptar a sus territorios, como autoridades delegadas.

Márgenes temporales de implementación de medidas

El Consejo Interterritorial del SNS ha acordado que las medidas deben tener un margen temporal de, al menos, 7 días consecutivos con el objeto de tener capacidad de evaluación de su eficacia.

Solo en casos de especial movilidad podrían tener cabida excepciones en este margen temporal, previa valoración de los equipos técnicos de la Comunidad Autónoma y el Ministerio o en el seno del Consejo Interterritorial del SNS si afecta a más de una Comunidad Autónoma.