El peligro de las zambullidas

El pasado mes de Julio La Voz Digital de Cádiz ha publicado un artículo en el que relaciona los accidentes graves de lesión medular con las zambullidas en el agua.

zambullida

Tal y como señala el responsable de la Unidad de Cirugía de Columna del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Puerta del Mar, Gaspar García Guerrero, existe un gran desconocimiento de los riesgos que suponen los saltos de cabeza, o sumergirse en el agua de forma inadecuada, «a pesar de ser una de las principales causas de lesión medular», ,quien cifra entre cuatro y seis, las personas que ingresan en cuidados intensivos cada año en temporada de verano en la provincia de Cádiz. «La imprudencia puede traer consecuencias fatales derivadas de las zambullidas y de este tipo de saltos de cabeza al agua que afectan a nivel cervical. Estas lesiones pueden producir parálisis inmediata y ahogamiento, tetraplejias completas e incompletas, hemiplejias, o lesiones en la cabeza que conllevan problemas cerebrales, entre otros», subraya. Aproximadamente

En este art;iculo, Gaspar García Guerrero insiste en la necesidad de prevención y concienciación, coincidiendo con la llegada del buen tiempo y el inicio de los primeros chapuzones. «Es muy importante recalcar en las consecuencias que pueden tener este tipo de prácticas acuáticas». «Cuando una persona se zambulle, todo la fuerza y energía de esa persona recae en una zona de agua poco profunda produciéndose un impacto de la cabeza contra el fondo ocasionando un mecanismo de fuerza de flexión y compresión que tiene un efecto sobre la columna vertebral y la médula lo que provoca una lesión. Tanto las vértebras como cualquier otra articulación tiene unos límites a su movimiento y si eso se somete a una fuerza que es excesiva y anormal se produce una lesión traumática», indica el facultativo Andrés García.

«Faltan carteles en las playas informando del peligro de las zambullidas en aguas poco profundas»

El director de la Unidad, José Antonio Andrés destaca la imprudencia especialmente de algunos jóvenes que se ven en la playa que entran corriendo al agua y dan una voltereta en la misma orilla, sin apenas profundidad. «La mayoría son jóvenes de sexo masculino». Los especialistas reclaman la implicación de los responsables de playa y organismos. «Faltan carteles informando del peligro de las zambullidas en aguas poco profundas». El doctor Gaspar García añade que las playas de Cádiz son de poca profundidad y el peligro que hay de lesiones raquimedulares graves por zambullidas es más elevado que de otras playas de la provincia como Caños de Meca o la playa de Zahara de los Atunes donde «son aguas más profundas».

 

Leave a Reply