El acné en adultos

El acné en adultos, o el acné post-adolescente es el que aparece a partir de los 25 años. En su mayor parte, los mismos factores que causan el acné en los adolescentes lo producen en los adultos. Los cuatro factores que contribuyen directamente al acné son:

  • Producción excesiva de grasa.
  • Obstrucción de los folículos pilosos con grasa y células cutáneas muertas.
  • Bacterias.
  • Exceso de actividad de un tipo de hormonas (andrógenos)

También hay algunos factores indirectos que influyen en los factores mencionados anteriormente, incluidos el estrés o el ciclo menstrual en las mujeres. Algunos productos como el maquillaje también pueden obstruir los poros de la piel y la dieta influir en la inflamación en todo el cuerpo.

8 Consejos para prevenir el acné en adultos

  1. Limpieza bien profunda. Si se tiene una piel grasa y con tendencia al acné es muy importante seguir una rutina de limpieza diaria muy rigurosa. Lo ideal es hacerla dos veces al día (mañana y noche). Las aguas micelares o un exfoliante 2- 3 veces por semana son una buena opción.
  2. Utilizar productos NO comedogénicos (que no producen puntos negros) u oil free. El aceite no hará más que engrasar la piel haciendo que aumente la aparición de granitos.
  3. Buscar la crema hidratante adecuada. No es cierto que las pieles grasas o con acné no necesiten crema hidratante; están faltas de grasa, pero puede que necesiten agua.
  4. Uso de protectores solares específicos para el cutis acneico, tanto para prevenir el daño del sol, como para evitar las posibles marcas.
  5. Ingesta de tomate. Algunos alimentos, como el tomate, son buenos para las pieles con acné, gracias a su acidez y al licopeno (un poderoso antioxidante) es un remedio para ayudar en el tratamiento del acné.
  6. No comer chocolate y alimentos grasos en exceso.
  7. Maquillaje específico. Las texturas en espuma o en polvo son las que mejor se adaptan a las pieles acneicas, aunque si el acné es muy notorio, se necesita un maquillaje en forma de corrector con minerales, que le permitan a la piel respirar.
  8. Nutricosmética. La piel acneica no solo hay que cuidarla desde el exterior, existen numerosos productos para hacerlo también desde el interior, como por ejemplo algunas cápsulas con diferentes vitaminas y Zinc.