DONAR SANGRE, UN HERMOSO GESTO CON BENEFICIOS RECÍPROCOS

donar sangre dibujoCon motivo de las vacaciones durante estas semanas de operación salida se suceden los desplazamientos multitudinarios en vehículo y a consecuencia los peligros de sufrir accidentes. Muchos pueden ser evitables pero se producen igualmente no en vano las cifras en temporada estival marcan su incremento por estas fechas.

En vez de mirar a otro lado negándose esta realidad podemos hacer frente y contribuir para que las víctimas con vida superen a los fallecidos. Para lograr este objetivo no solo entran en juego los servicios de urgencias, médicos o guardia civil sino también la inestimable ayuda de los ciudadanos.

Con un pequeño gesto se pueden salvar vidas y este es el llamamiento que hacen desde hospitales y centros de salud para conseguir las necesarias donaciones de sangre.

Los beneficios son evidentes cuando sabemos que nuestra sangre se destinará a una persona que en el peor de los casos se debate entre la vida y la muerte.

Por algo España goza del reconocimiento a su generosidad por las donaciones de órganos y también de sangre avalado por las estadísticas, el incentivo de las diversas campañas a nivel estatal e incluso la formación de organizaciones como Donantes de sangre

Sin embargo, y más allá de las motivaciones  puramente solidarias, existen otras razones en materia la salud que benefician al donante.

  1. Nos informa de nuestra salud: si eres de los reacios a chequearte este es el mejor pretexto. La donación nos sirve como pequeña revisión para certificar nuestra temperatura, pulso, presión sanguínea, niveles de hemoglobina o la detección de enfermedades como hepatitis B o C, sífilis, anticuerpos irregulares o HIV.
  2. Depura la sangre: es una de las mejores alternativas para limpiar la sangre. Debido a la exposición continua de agentes nocivos como el tabaco, radiofrecuencias, estrés o azúcar la sangre se hipercoagula y fluye con mayor dificultad. Por ejemplo, las personas con colesterol pueden encontrar en la donación una excelente manera para depurar esos triglicéridos malos.
  3. Regula los niveles de hierro: pese al tópico los altos niveles de hierro en sangre son más comunes que la anemia. Por cada unidad de sangre se pierde alrededor de un cuarto de gramo de hierro que lejos de ser nocivo nos ayuda a equilibrar los niveles de sangre siempre y cuando no haya una deficiencia. Por ejemplo, en las mujeres pre-menopáusicas que donan sangre la disminución del hierro reduce al 88 % los ataques al corazón.  

Si estás pensando en hacerte donante deberás saber que además de la buena voluntad hay que cumplir unos requisitos mínimos para mayor seguridad:

  • Ser mayor de edad pero no superar los 65 años, una estatura mínima de 1,50 metros y 50 kg de peso.
  • No padecer enfermedad ni haber ingerido un medicamento en los últimos 3 días antes de la transfusión.
  • No haberse realizado tatuajes o piercings en el último año.
  • No haberse sometido a cirugías en los últimos tres meses.
  • Vida saludable sin adicción a las drogas.
  • No estar embarazada, amamantando o menstruando.
  • En caso de padecer diabetes o presión alta se puede donar sangre bajo control médico.

Para más información puedes consultar el siguiente documento de la OMS que dilucida más aspectos sobre las transfusiones de sangre.

Leave a Reply