Dieta saludable después de fiestas y consejos de 5 al día

La dieta saludable se impone después del período de las fiestas de Navidad para iniciar el año con buena salud.

Publicamos en este artículo los consejos de la organización 5 al día para recuperar una dieta saludable después de algunas semanas de fiestas familiares y comidas copiosas.

dieta sana

La organización 5 al día es un movimiento internacional cuyo principal objetivo es promocionar el consumo de frutas y verduras frescas para una dieta sana. Está presente en más de 40 países de los 5 continentes.
Surgió en Estados Unidos en el año 1989 para dar respuesta a los cambios alimenticios que han provocado un descenso paulatino del consumo de frutas y verduras frescas, a favor de otros productos sustitutivos y, en consecuencia, un deterioro de la dieta y un incremento del riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Cinco es el número de raciones de frutas y hortalizas que la comunidad científica recomienda  consumir al día para lograr una dieta saludable. ‘5 al día’ es la mayor campaña de promoción del consumo de frutas y hortalizas en el mundo y ha obtenido resultados contrastados en la modificación de los hábitos alimenticios de los consumidores.

La iniciativa cuenta con el apoyo de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la FAO y el Instituto Europeo para la Investigación del Cáncer, así como del resto de los foros y organizaciones que promueven la importancia de una dieta equilibrada como factor determinante en la prevención de las principales enfermedades.

Los consejos de 5 al día para iniciar este año 2017 con buenos hábitos alimenticios son:

  1. Huir de las propuestas milagrosas. Las dietas milagro o los compuestos “mágicos” son el recurso de muchas personas que quieren resultados rápidos y sin esfuerzo, pero que terminan poniendo en peligro su salud.
  2. Tomar conciencia de que la salud depende en gran parte de nosotros mismos, por eso hay que tomar decisiones responsables.
  3. Tener paciencia, lo importante es mantener los cambios en el tiempo para que se integren en nuestros hábitos.
  4. Lo “saludable” son los patrones de alimentación y no el superalimento de moda.
  5. Comer al menos 5 raciones al día entre frutas y hortalizas. Podemos elegir entre una gran variedad de formas de tomarlas: en ensalada, cremas o purés, al horno, etc.
    La fruta es el mejor postre.
  6. Comer más alimentos de origen vegetal, poco procesados o mínimamente procesados, por ejemplo las legumbres, al menos 2-3 veces por semana.
  7. Elegir derivados integrales de los cereales (pan, pasta o arroz), y dar prioridad al pescado frente a la carne.
  8. Beber más agua antes y durante las comidas, y eliminar en lo posible otras bebidas como refrescos con o sin azúcar.
  9. Usar aceite de oliva virgen extra para cocinar y aliñar.
  10. Evitar el sedentarismo y practicar la actividad física integrándose en el ritmo de vida cotidiano, como usar menos el coche, andar hasta el trabajo, usar las escaleras, bajar una parada antes en el metro o bus, pasear, etc.