Cómo detectar un accidente cerebrovascular

Anualmente unas  110.000 personas sufren un accidente cerebrovascular o ictus en nuestro país, de las cuales un 50% sufren secuelas discapacitantes o fallecen.
Algunos factores demográficos como la edad, el sexo o el lugar de residencia influyen en la prevalencia y en la incidencia de esta enfermedad, pero los hábitos y estilo de vida aumentan el riesgo a sufrir un accidente cerebrovascular. A continuación identificamos los principales:

  • Alcohol, Tabaco.
    El consumo de tabaco incrementa la posibilidad de sufrir un ictus. De hecho, es uno de los principales factores de riesgo para sufrir esta enfermedad. El tabaquismo endurece y obstruye las arterias principales consiguiendo que el flujo sanguíneo no llegue en la cantidad adecuada y privando del oxigeno y glucosa suficientes que el cerebro necesita.
  • Sedentarismo, colesterol y obesidad
    Una de las principales formas de evitar un ictus, es la práctica de ejercicio. 30 minutos de ejercicio moderado diario, ayuda a mantener el cuerpo activo y fortalecer el corazón. Es importante realizar alguna actividad física si se sufre sobrepeso u obesidad para reducir la presión arterial y tener controlado los niveles de colesterol (LDL).
  • Control del estrés
    Saber cómo controlar el estrés es muy recomendable para evitar sufrir un ictus y para mejorar la calidad de la salud. Lo mejor para controlar el estrés y frenar sus efectos perjudiciales es el deporte.
  • Llevar una dieta saludable.
    Baja en sal y en grasa saturada: Dieta equilibrada, con el adecuado aporte proteico y calórico.
  • Controlar regularmente la presión arterial.
    La hipertensión es el factor de riesgo más importante.

Por otro lado, saber reconocer a tiempo y saber como actuar ante un ictus, es de vital importancia.
La Fundación Freno al ictus, tiene como misión,  a través de acciones, proyectos, campañas y actividades, en primer lugar, en dar a conocer la enfermedad entre la ciudadanía y divulgar cómo detectar, actuar y prevenir un ictus; y, en segundo lugar, en la promoción activa de la salud, así como en ayudar en la mejora de la calidad de vida de afectados de daño cerebral adquirido y sus familiares.

Esta asociación, cuenta como se pueden detectar los primeros signos de un accidente cerebrovascular: una persona que esté sufriendo un ictus, presentará algunos de estos síntomas:

  • Dolor fuerte de cabeza.
  • Pérdida de visión.
  • Problemas de equilibrio.
  • Pérdida o dificultad en el habla.
  • Flacidez o rigidez facial.
  • Pérdida de fuerza.

Estos síntomas harán pensar que una persona está sufriendo un accidente cerebrovascular o  ictus, en este caso es imperativo llamar al teléfono de emergencia 112 para que se coordine la acción sanitaria que corresponda en el menor tiempo posible.