CUIDADOS DE LA PIEL SEGÚN EL FOTOTIPO

sol

Tomar el sol en verano es una fuente de vida. En parte es ciertopues gracias a los rayos UV se produce la vitamina D en la piel encargada de la mineralización de los huesos, favorecer la absorción del intestino del calcio y el fósforo.

Pero no por ello podemos dejar de lado, más de acuerdo a las actuales condiciones de la capa de ozono, que su abuso pone en grave riesgo nuestra piel.

En los días de playa ya sabemos – o deberíamos saber – que 30 minutos antes de la exposición solar hay que cubrir nuestro cuerpo de la crema protectora conveniente. No obstante, no todas las pieles responden de la misma manera y necesitan los mismos cuidados sabiendo que unos se broncean por su tono natural de piel muy rápido mientras que otros por más que quieran nunca podrán ponerse completamente morenos.

Según explican los dermatólogos existen seis fototipos de piel clasificados en función de su resistencia a la luz solar. Y precisamente de acuerdo al rango de cada uno pueden abarcar más o menos intensidad y los cuidados difieren. A continuación los relacionamos:

  • Fototipo I: Personas de piel muy pálida, generalmente pelirrojos con una piel que casi siempre se quema con el sol.
  • Fototipo II: Personas de piel blanca, sensible y delicada, en general de cabellos rubios o claros. Sensibles al sol y que  su piel enrojece con facilidad.
  • III: Es el más común, correspondiendo a personas con cabellos castaños  y pieles intermedias, que enrojecen con las primeras exposiciones al sol, y se broncean después .
  • Fototipo IV: pertenece a las personas de cabellos morenos y negros con piel oscura y que se broncean con rapidez al exponerse al sol .
  • Fototipo V: personas cuya piel tiene un grado más moreno que las del fototipo anterior sin llegar a ser de raza ‘’negra’’.
  • Fototipo VI: personas de piel muy oscura, propia de los habitantes subsaharianos y razas afrodescendientes, que anteriormente eran clasificados como raza negra, negroides o melanodermos (Actualmente esta denominación antropológica se considera obsoleta).

 

El caso extremo en cuanto a sensibilidad a la exposición al sol es el de los albinos dermatólogos. Los médicos se muestran tajantes al aconsejarque  mejor evitar la playa, pues presentan un sistema que fabrica melanina más lento que la media y en vez de broncearse lo único que consiguen son quemaduras.

Según la sensibilidad de la piel, los especialistas remarcan la necesidad de evitar las peores horas de sol y utilizar por norma general cremas con un factor de protección que supere los 50. Además es conveniente cubrirse con prendas aunque sean ligeras, sombreros y gafas de sol homologadas.

En el lado opuesto está el falso mito de que las personas de fototipo VI, popularmente denominadas de raza negra, no necesitan protegerse, y aunque su sistema evidentemente crea una mayor cantidad de melanina que otorga robustez a su piel, no son ajenos tampoco a la influencia del sol. Para este tipo de piel los dermatólogos aconsejan utilizar cremas con una protección de alrededor del 15.

Sobre la necesidad de poner más atención en el cuidado de la piel  la OMS nos informa del índice UV solar mundial (IUV) como una medida sencilla de medir la intensidad de su radiación e indicador de los riesgos de producir lesiones cutáneas http://www.who.int/uv/publications/globalindex/es/ Es una guía práctica destinada al uso de las autoridades nacionales y locales a nivel global para planificar campañas en la prevención del cáncer de piel.

 

Leave a Reply