¿Cuántos fototipos de piel hay y cuál es el tuyo?

Seguro que el concepto de fototipos de piel no te suena nuevo. De hecho, cada año con la llegada del verano se menciona esta clasificación del cutis cuando se habla de protectores solares o de los efectos dañinos del sol. Pero, ¿qué es exactamente el fototipo cutáneo?, ¿para qué sirve? y, lo más importante: ¿cómo se determina el fototipo de piel de una persona? ¡Sigue leyendo para conocer las respuestas!

as pecas son uno de los elementos que se utilizan para determinar el fototipo de piel

¿Qué es el fototipo y cuántos hay?

Cuando se habla de fototipo de piel se hace referencia a la capacidad que tiene una persona de adaptarse a la exposición solar. En otras palabras, el fototipo cutáneo establece una serie de características que permiten establecer el grado de tolerancia al sol de una determinada persona.

¿Para qué sirve la clasificación de los fototipos piel?

El sol es fuente de vida para el ser humano y para la mayoría de seres vivos en nuestro planeta. Sin embargo, algunas radiaciones solares pueden causar daños severos cuando no se toman las debidas precauciones a la hora de tomar el sol.

Los rayos más dañinos son los llamados ultravioleta, que pueden causar el envejecimiento prematuro de la piel e incluso están en el origen de varios tipos de cáncer cutáneo. El efecto dañino de los rayos UVA y UVB es la respuesta a la pregunta de muchos sobre si es bueno broncearse. El hecho es que durante una exposición al sol inadecuada estos rayos aumentan el riesgo de quemaduras en las capas más profundas de la dermis y esto conlleva consecuencias para la salud que pueden ser graves.

Conocer el propio fototipo ayuda a disfrutar de los beneficios del sol y protegerse de los efectos dañinos. Pero, ¿cómo saber cuál es el fototipo de tu piel y los cuidados que hay que tomar para prevenir quemaduras y otros daños más serios?

¿Cuáles son los fototipos de piel?

La clasificación del fototipo de piel del I al VI, que probablemente ya habrás oído, se estableció en 1975. Quien determinó esta organización fue el dermatólogo Thomas B. Fitzpatric, que detectó cómo algunos rasgos de las personas influencian el bronceado.

Esta clasificación se utiliza aún hoy en día como referencia para determinar los cuidados que necesita la piel de cada persona.

Características de los fototipos cutáneos

Cada fototipo de piel presenta unas determinadas características:

  • Fototipo I: incluye pieles muy blancas de personas rubias o pelirrojas y ojos claros y que tienen pecas. Son personas que se queman muy fácilmente y nunca se broncean.
  • Fototipo II: piel y ojos claros son característicos también en este fototipo, aunque las pecas en este caso pueden aparecer ocasionalmente o tras la exposición al sol. Son individuos que toleran un poco más el sol con respecto al fototipo I.
  • Fototipo III: piel blanca. Los ojos y cabello en estas personas son de tonos castaños y las quemaduras solares no son tan frecuentes.
  • Fototipo IV: con piel oscura y ojos y cabello oscuros. Se broncea más rápidamente y puede tolerar tiempos de exposición de una media hora o más sin quemarse.
  • Fototipo V: piel, cabello y ojos oscuros. Son personas que se queman muy raramente.
  • Fototipo VI: personas con piel muy pigmentada, ojos y cabello negro. Difícilmente se queman.

La imagen, proporcionada en la web de la Universidad de Valencia, nos ayuda a identificar mejor cada fototipo de piel:

Fototipos de piel

Una vez detectado tu fototipo, puedes seguir algunos cuidados orientativos según tu fototipo cutáneo. De todas formas, te sugerimos aclarar dudas con tu médico, que también te ayudará a escoger los productos y tratamientos personalizados para prevenir y atenuar problemas causados por las radiaciones solares.

Si aún no sabes exactamente cuál es tu fototipo de piel, ten en cuenta que, por norma general, cuánto más claro sea tu cutis menor tolerancia al sol tendrá. Por ejemplo, una exposición de unos 45 minutos al sol podría producir quemaduras graves en una persona con fototipo I, mientras que una con fototipo VI la toleraría tranquilamente.

¿Cómo se diagnóstica el fototipo cutáneo?

Para conocer tu fototipo de piel puedes realizar uno de los test compartidos en páginas de las administraciones de salud pública u organismos científicos. El test fototipo de piel en la web de Elsevier, por ejemplo.

Estos tests tienen en cuenta elementos como el color de la piel, de los ojos, del cabello, la aparición de pecas, el color al broncearse, la edad, eventuales quemaduras a lo largo de la vida, etc. En base a la puntuación obtenida se detecta el fototipo de piel y los consejos para cuidarse contra los efectos dañinos del sol.

Estos tests son orientativos y para un mejor diagnóstico lo ideal es acudir a un especialista en dermatología, que con las herramientas adecuadas podrá definir con más precisión las características y necesidades de cada piel.