COVID-19 y lactancia

La presencia del coronavirus en la vida cotidiana ha planteado un sinfín de interrogantes. Uno de ellos es saber qué es lo que pasa con la alimentación los bebés recién nacidos de madres positiva en COVID-19.

 

No hay evidencia científica sobre la transmisión del virus a través de la leche materna. Ahora bien, si la madre decide alimentar a su bebé a través de este método, Sara Cañamero, matrona y asesora de lactancia certificada IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant) insiste en que se deben tomar las siguientes precauciones:

  • Considerar que otra persona sana administre leche materna previamente extraída.
  • Si se decide dar el pecho directamente la madre debe estar informada de los riesgos del contacto.
  • Llevar siempre mascarilla.
  • Lavarse las manos antes y después de la toma.
  • Esterilizar los biberones y sacaleches en caso de uso.

La Sociedad Española de Neonatología, basándose en la experiencia de China, desaconseja la lactancia materna hasta que se confirme que, no solo la madre, sino también la leche, haya dado negativo para COVID-19. La madre se extraerá leche para estimular y en los casos en los que sea posible se recurrirá al banco de leche.
En la última publicación de The Lancet se recomienda la separación de la madre positiva y del neonato durante 14 días.

Posición de las organizaciones de salud mundiales

Las diferentes autoridades mantienen distintas posiciones con relación al coronavirus y lactancia materna:

  • Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), se puede hacer una excepción en el caso de una madre que da el pecho. Considerando los beneficios de la lactancia materna y que no se ha probado la presencia de virus en la leche, la madre puede continuar amamantando, pero tomando las medidas de precaución mencionadas anteriormente.
  • Según UNICEF, si la madre está enferma se recomienda la extracción de la leche y administrarla al bebé mediante vaso o cucharita, observando que se mantienen todas las condiciones de asepsia.
  • La Liga de la Leche insiste en que no hay que interrumpir la lactancia materna si se da positivo para el COVID-19, ya que ese bebé ya se ha expuesto al virus y se verá beneficiado de la lactancia materna.
  • Para e-lactancia.org, ya que los síntomas iniciales son muy similares a un resfriado común o asintomáticos, se considera inefectivo aislar a la madre. Considerando los beneficios de la lactancia materna, la madre puede continuar amamantando, al igual que lo hace en presencia de otros virus respiratorios.