¿Conoces los beneficios de la dieta DASH?

La Dieta DASH está especialmente indicada para las personas que sufren hipertensión arterial. En su origen se  desarrolló en estados Unidos por una organización sanitaria gubernamental para paliar los efectos negativos de la hipertensión, dándose cuenta de que la forma eficaz de evitar trastornos principalmente producidos  por hábitos alimenticios tóxicos es  precisamente promover una dieta adecuada.

El acrónimo DASH significa en inglés  Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoque dietético para detener la hipertensión) aunque se ha ido convirtiendo en una de las mejores alternativas para llevar una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable en general.

Consiste principalmente en:

  • Reducir el consumo de sal, carnes rojas, dulces y bebidas alcohólicas
  • Aumentar la ingesta de alimentos como frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, huevos, frutos secos, pescados y carnes magras.

Por supuesto, se trata de una alternativa en la que predominan los alimentos frescos y donde no tienen cabida los procesados y ultra procesados de inferior calidad nutricional.

Tiene dos versiones, la estándar y la baja en sodio. En la primera se pueden consumir hasta 2.300 miligramos de sodio al día, y en la segunda, solo se aconseja tomar 1.500 mg. Elegir la más adecuada, dependerá del estado de salud de cada persona y lo que dicte un profesional sanitario según el objetivo.

Los expertos recomiendan incluir 4 o 5 frutas con piel al día y tomarlas entre horas, y otras 4 o 5 porciones de verduras como tomate, brócoli, zanahoria.
El pan, los cereales integrales, el arroz o la pasta son algunos de los alimentos que incluye esta dieta. Se recomienda optar por cereales integrales de grano entero porque son más ricos en fibra y nutrientes que los refinados; al cocinarlos, hay que evitar las salsas o el queso.
Con respecto a los lácteos, este tipo de alimentación solamente contempla los desnatados o semi en cualquiera de sus versiones. La carne de aves como el pollo y el pavo también está permitida porque es baja en grasas; así como el atún, las sardinas, la merluza o el salmón.

Los beneficios la dieta DASH más reconocidos son:

  • Reduce la hipertensión arterial,
  • Mejora la salud de los huesos, dado que consumir elevados niveles de sodio puede favorecer la excreción urinaria de calcio y así, afectar la densidad mineral ósea.
  • Aporta al organismo una importantísima cantidad de minerales como calcio, potasio y magnesio que protegen el esqueleto.
  • Reduce el riesgo de sufrir cálculos renales y protege los riñones. Una excesiva cantidad de sal perjudica a medio y largo plazo la salud renal.
  • Puede prevenir la diabetes tipo 2, ya que permite bajar de peso, por lo que favorece el metabolismo de la glucosa ayudando a prevenir el desarrollo de esta patología.
  • Ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Los alimentos aceptados en esta dieta son potentes antioxidantes que influyen sobre los lípidos en la sangre, por lo que es una buena alternativa para tener un corazón sano y fuerte.

Cambio de hábitos y ejercicio

La dieta DASH puede ser mucho más efectiva para una lograr una buena salud si la acompañamos de un ritmo de actividad física adecuado para cada persona que, en general, debe superar la media hora diaria. El simple ejercicio de caminar de media a una hora diaria ya puede aportar muchos beneficios, sobre todo cuando partimos de una vida sedentaria.
Otro hábito saludable complementario a la dieta DASH es recordar beber agua de forma adecuada, ya que facilita que el cuerpo elimine sodio. Aunque no debemos olvidar que todos los excesos son perjudiciales, desmintiendo el mito de que el agua es inocua, puesto que su abuso podría causar un descenso súbito de niveles de sodio en sangre, provocando hiponatremia y sus efectos como dolor de cabeza o desorientación, entre otros más graves.