Cistitis: preguntas y respuestas sobre una infección muy común

¡Qué molesta es la cistitis! Una infección que afecta a buena parte de la población femenina alguna vez en la vida, que te tiene pegada al baño y que te provoca una desagradable sensación de escozor cada vez que orinas, es decir, cada cinco minutos. Tratada a tiempo, a pesar de lo desagradable que es, la cistitis se queda solo en una molestia que pasa en unos pocos días. Pero cuidado con ignorarla, si no se trata puede causar problemas más serios.

Cistitis

¿Qué es la cistitis?

La cistitis es una infección urinaria que afecta a la vejiga. Se trata de una enfermedad provocada principalmente por bacterias, generalmente enterobacterias de tipo E. Coli, que proceden del recto y suben por las vías urinarias hasta la vejiga, se fijan en las paredes o en la parte interna de la vejiga, crecen y provocan que esta se inflame. Nuestro cuerpo, ante esta amenaza, trata de evacuar las bacterias a través de la orina.

Es un tipo de infección muy común, especialmente entre las mujeres: dos de cada tres padecen cistitis con cierta frecuencia, más de dos veces al año, y especialmente en verano. Es muy habitual que se convierta en un problema recurrente, es decir, que aproximadamente la tercera parte de las mujeres que sufren una cistitis pueden presentar otros tres o más episodios en el plazo de un año.

Un factor de riesgo añadido son los años: a más edad, más posibilidades de padecer cistitis. La llegada de la menopausia acostumbra a agravar el problema, debido a los cambios hormonales que implica.

¿Cuáles son los síntomas de la cistitis?

Si tenemos ganas continuas de ir al baño, incluso con urgencia, y además notamos molestias o escozor al orinar, dolor en la pelvis, e incluso fiebre o dolor lumbar, debemos pensar que existe la posibilidad de padecer una cistitis y consultar lo antes posible con el farmacéutico o el médico.

Este el resumen de los síntomas que puede ocasionar una cistitis:

  • Ganas constantes de orinar (cada pocos minutos).
  • Poca cantidad de orina cada vez que se va al baño. Al intentarlo cada poco tiempo, puede que solo caigan algunas gotas.
  • Sensación de ardor o quemazón al orinar.
  • Malestar general.
  • Orina turbia.
  • Mal olor de la orina.
  • Sangre en la orina.
  • Dolor en la espalda.
  • Dolor en los genitales.
  • En ocasiones, fiebre.

¿Por qué tenemos más cistitis en verano?

No es por culpa del calor excesivo, ni tampoco de los cambios de temperatura provocados por los aires acondicionados, sino de la humedad, que facilita la proliferación de las bacterias E. Coli.

¿Las relaciones sexuales provocan cistitis?

Las relaciones sexuales en sí mismas no provocan cistitis, pero pueden favorecen su aparición, ya que el roce en las zonas del ano y los genitales facilita la migración de las bacterias del colon a la uretra.

¿Pueden padecerla los hombres?

Sí, aunque en su caso es más difícil. Mientras que más de la mitad de las mujeres sufren algún episodio de cistitis en su vida, solo el 4 % de los hombres pasará el mal trago. Ellos, como ellas, tendrán ganas de orinar con frecuencia, sensación de ardor al orinar y quizá un poco de fiebre.

¿Qué podemos hacer para evitar que aparezca la cistitis?

El crecimiento bacteriano es más acusado cuando la orina permanece en la vejiga, especialmente antes y después de las relaciones sexuales. Por este motivo, es importante beber tanta agua como sea necesario para generar las suficientes oportunidades de eliminar las bacterias del tracto urinario a través de la orina. Cuantas más veces orinemos, más opciones tendremos de eliminar las bacterias. Además de beber agua, una dieta rica en frutas y verduras contribuirá a proporcionarnos esos líquidos que necesitamos.

Otros consejos útiles son:

  • Cuidar la higiene íntima con jabones neutros para eliminar las bacterias
  • En verano, no quedarse mucho tiempo con el traje de baño húmedo para mitigar la proliferación de las bacterias
  • Utilizar ropa interior de algodón, ya que otros tejidos provocan más sudor y, por lo tanto, más humedad.
  • Evitar prendas ajustadas, también para evitar la formación de humedades.
  • Evitar el uso de tampones si hay sospecha de cistitis antes de la menstruación, ya que también pueden favorecer la humedad e impedir la correcta expulsión de las bacterias.
  • El arándano rojo contiene Tomar proantocianidinas tipo A2, una sustancia que previene la colonización de las bacterias E. Coli en la vejiga y que están presentes en una alta concentración en los arándanos rojos. Se pueden tomar los arándanos en crudo, en forma de zumo o en complementos alimenticios que venden en las farmacias.

¿Cómo se trata la cistitis?

Con antibióticos. Por ese motivo debes ir cuanto antes al médico si tienes síntomas, ya que es este profesional sanitario el que te deberá recetar la medicación adecuada. Si no tomas algo para frenar esta infección de la vejiga, las complicaciones que te puede ocasionar una cistitis son serias, entre ellas una infección en los riñones.