¿Qué alimentos hay que incluir en la dieta para tener una piel sana y radiante?

Tener una buena rutina de cuidado de la piel  a diario es fundamental para que el rostro tenga un aspecto radiante, pero la dieta también influye en la piel sana. Una alimentación variada y que incluya productos ricos en vitaminas y minerales será la gran aliada para gozar de una apariencia impecable. Hay que cuidar la belleza desde el interior. A continuación relacionamos algunos alimentos que han demostrado su eficacia para mantener una piel sana.

  • Verduras de hoja verde
    Las verduras como las espinacas, el brócoli o las coles de Bruselas están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes que protegen las células de la piel y estimulan su crecimiento. Además, protegen la dermis de los rayos de sol y son un antídoto antiedad natural.
  • Chocolate negro
    El cacao presenta altos niveles de flavonoides, que ayudan a hidratar la piel. Los flavonoides son un grupo de sustancias naturales que se encuentran en frutas, verduras, granos, cortezas, raíces, tallos, flores, té y vino. Son bien conocidos por sus efectos beneficiosos para la salud.
  • Yogur
    La mejor variedad  de yogur es la natural. Es un alimento muy rico en biotinas, que nutren la piel y refuerzan las uñas y el cabello. También contiene muchas proteínas que ayudan a digerir la grasa y mejoran las digestiones. La biotina es una vitamina B que se encuentra en los alimentos. Ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía y desempeña muchas otras funciones importantes, como la mejora de la salud del  cabello y uñas. Otro de los beneficios que aporta es que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Cítricos
    Son conocidos por ser ricos en vitamina C, que actúa como antioxidante y favorece la formación de colágeno, proteína que ayuda a que la piel conserve su firmeza y elasticidad. Además, con la llegada de temperaturas más altas, siempre apetecen refrescantes limones, naranjas, mandarinas o pomelos.
  • Melón y mango
    Dos frutas deliciosas que contienen carotenoides, que reducen las espinillas y el acné, mejoran la calidad de la piel, reducen la sequedad, aumentan su tono y elasticidad y ralentizan su envejecimiento. Los carotenoides son pigmentos vegetales responsables de los tonos rojos, amarillos y anaranjados brillantes de muchas frutas y verduras. Ayudan a las plantas a absorber la energía de la luz para su uso en la fotosíntesis. También tienen una importante función antioxidante al desactivar los radicales libres, átomos de oxígeno únicos que pueden dañar las células al reaccionar con otras moléculas. El cuerpo convierte algunos carotenoides en vitamina A, que es esencial para la visión y el crecimiento y desarrollo normales. Los carotenoides también tienen beneficios antiinflamatorios y para el sistema inmunitario y, a veces, se asocian con la prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Té verde
    El té verde está compuesto de hojas y brotes de la planta del té camellia sinensis. Los componentes activos del té verde son los polifenoles (también llamados catequinas), que benefician a la piel debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. El té verde también contiene cafeína y taninos, que ayudan a contraer los vasos sanguíneos y disminuir la hinchazón. Por lo tanto, es una  infusión mágica con muchísimas bondades y repleta de antioxidantes. Entre otros beneficios, su consumo disminuye los niveles de la hormona productora de acné y es un elixir para una piel joven y luminosa.
  • Frutos rojos
    Los arándanos, frambuesas o las moras contienen multitud de sustancias que ayudan a la piel a estar libre de manchas. Por ejemplo, los arándanos contienen un alto contenido de antioxidantes, es decir,  un alto contenido de compuestos vegetales conocidos como antocianinas, que tienen fuertes propiedades antioxidantes y le dan a los arándanos su tono azul púrpura natural.
    A medida que envejece, la capacidad del cuerpo para combatir los radicales libres disminuye. Esto conduce a niveles más altos de radicales libres, que pueden causar estragos en sus células, especialmente en las células de la piel.
    La exposición a la luz ultravioleta (UV) del sol o  la contaminación y una dieta deficiente pueden aumentar la producción de radicales libres y, cuando esto se produce, las células de la piel comienzan a debilitarse y muestran signos de envejecimiento.
  • Aguacate
    Es un  superalimento que beneficia a la piel sana. El aceite de aguacate penetra profundamente en la dermis, purificándola y dejándola nutrida y suave. Sus antioxidantes ayudan a retrasar los signos de envejecimiento y a mejorar el aspecto de las arrugas. Además, da brillo a la piel. Al contener ácido oleico, se eliminan de forma más efectiva las células muertas de la piel y se acelera la renovación.
  • Pepino
    Contiene muchas vitaminas y minerales necesarios para que el cuerpo se “detoxifique”. Es un gran aliado en dietas y además ayuda a que la piel tenga un tono más uniforme. Aplicado de modo tópico sobre los ojos,  ayuda a eliminar las bolsas y ojeras.
  • Zanahoria
    La aliada de un bronceado seductor y saludable y de una piel sana. Contiene vitamina C, que ayuda a la producción de colágeno en el cuerpo. Además, también es rica en vitamina A, que combate los radicales libres para prevenir las arrugas, la pigmentación y un tono de piel desigual.
    Las zanahorias son una de las principales fuentes de antioxidantes disponibles. También previenen la acumulación de grasa y bilis en el hígado. Dado que las zanahorias son solubles en agua, son un excelente portador de toxinas y ayudan a eliminarlas del cuerpo. Liberar moléculas oxidativas retrasa el envejecimiento y mantiene la piel con un aspecto más joven.
  • Semillas de lino
    Son una fuente de energía de ácidos grasos esenciales, como Omega 3, y están repletas de proteínas, lo que el cuerpo necesita para tener una piel sana. Se pueden incluir en ensaladas, cremas de verduras o incluso en pescados y carnes magras.