7 consejos para mejorar la memoria

En la pérdida de memoria influyen varios motivos, algunos inevitables como la edad, o una determinada predisposición genética, sin embargo también existen otros factores en los que podemos mejorar la memoria principalmente relacionados con nuestra dieta y estilo de vida.
En este artículo ofrecemos 5 consejos para mejorar la memoria, no son curas milagrosas, pero tienen una base científica y por lo tanto han demostrado sus resultados positivos.

1 – Ejercício físico.

El ejercicio físico tiene un impacto directo y positivo en la salud del cerebro. Lo demuestran estudios como el publicado en  Journal of Exercise Rehabilitation  en el que se demuestra que el ejercicio aeróbico puede mejorar la función de memoria incluso en personas con enfermedad de Alzheimer temprana. Practica la actividad física aeróbica regularmente podrás mejorar la memoria.

2. Entrenamiento mnemotécnico

De manera similar a los músculos, el cerebro necesita un uso regular para mantenerse saludable. Una prueba masiva de la revista Plos One Trusted Source  descubrió que las personas que realizaron 15 minutos de actividades de entrenamiento mental durante 5 días a la semana respondieron con mejoras en la función cerebral y por ende, en su memoria.
En  Unobrain.com   puedes practicar juegos en linea que te ayudaran a ejercitar tu memoria.

3. Meditación

Varios estudios han demostrado que la práctica constante de la meditación promueve la neuroplasticidad, incluyendo la reducción de la degeneración cerebral relacionada con la edad,  y la mejora de las funciones cognitivas. En concreto, los efectos de la meditación se correlacionan con mejoras visibles en la atención, la memoria a corto plazo (de trabajo), las habilidades espaciales, y la memoria a largo plazo.

4. Sueño

Un buen descanso nocturno ayuda al cerebro a crear los recuerdos que se mantienen a largo plazo. Según informa Instituto del sueño, cuando estamos despiertos captamos una gran cantidad de información y para que se convierta en recuerdos, las neuronas deben crear nuevas proteínas y nuevas sinapsis.

5. Evita las dietas altas en calorías

Además de eliminar las fuentes de exceso de azúcar, reducir la ingesta calórica en general también puede ayudar a proteger el cerebro. Los investigadores señalan que las dietas altas en calorías pueden dañar la memoria, ya que provocan inflamación en determinadas partes del cerebro.

En un estudio científico, las participantes femeninas con una edad promedio de 60,5 años redujeron su ingesta de calorías en un 30%. Los investigadores descubrieron una mejora significativa en los puntajes de memoria verbal y el beneficio fue más significativo en aquellos que se siguieron de forma más estricta la dieta.

6. La cafeína

La cafeína de fuentes como el café o el té verde puede ser útil, en un consumo moderado,  para mejorar la memoria. Los autores de un estudio de 2014, descubrieron que consumir cafeína ante una prueba de memoria aumentó la capacidad del cerebro de los participantes para almacenar los recuerdos a largo plazo: las personas que tomaron 200 miligramos de cafeína obtuvieron mejores resultados en las pruebas de memoria después de 24 horas que las personas que no tomaron cafeína.

La cafeína también puede estimular la memoria a corto plazo. Un estudio en Frontiers in PsychologyTrusted Source encontró que los adultos jóvenes que tomaban cafeína por la mañana habían mejorado la memoria a corto plazo.

7. El chocolate

En general se considera el consumo del chocolate como un capricho, pero también puede mejorar la memoria. Los resultados de un estudio de 2011 sugieren que los flavonoides del cacao, que son los compuestos activos del chocolate, ayudan a estimular la función cerebral. Las personas que comieron chocolate negro obtuvieron mejores resultados en las pruebas de memoria espacial que las que no lo hicieron. Los investigadores observaron que los flavonoides del cacao mejoraron el flujo sanguíneo al cerebro.