Uso responsable de los antibióticos

Antibioticos

¿Sabías que  España además de  otros países del Sur de Europa es uno de los mayores consumidores de antibióticos por habitante?
Si nos centramos en la atención primaria el 22% de los pacientes son diagnosticados de una enfermedad infecciosa, y dos terceras partes reciben tratamiento antibiótico.  La mayoría de procesos patológicos pediátricos atendidos en Atención Primaria son de origen infeccioso y la etiología de estos procesos es mayoritariamente viral y no susceptible por tanto de recibir tratamiento antibiótico.  Los niños son el grupo de la población más expuesto a recibir múltiples tratamientos antibióticos. Hay que saber que algunas de las bacterias que causan infecciones pediátricas se encuentran entre las más resistentes a dicho medicamento.  No sólo hablamos de prescripciones médicas sino de automedicación.  España se encuentra también entre los países con mayor automedicación con antibióticos

¿Qué efectos produce el consumo inadecuado de antibióticos?
Tratar un proceso vírico respiratorio con un antibiótico carece de utilidad y somete al paciente a riesgos innecesarios, (reacciones alérgicas y otro efectos adversos). Además, el impacto ecológico sobre la flora respiratoria e intestinal es considerable, ya que el antibiótico eliminará la población mayoritaria de bacterias sensibles y favorecerá el crecimiento de la población bacteriana resistente y su posible diseminación posterior.  De modo que la acción de los antibióticos puede afectar no sólo al individuo que los toma sino también a su familia, a la comunidad y a la sociedad en su conjunto.

La relación causa-efecto entre el uso de antibióticos y la aparición de resistencias a los mismos, se basa en distintas líneas de evidencia. Aunque dicha relación es compleja y dependiente a su vez de múltiples factores, ha sido demostrada en numerosos estudios. En todos estos estudios se observa la misma asociación entre uso de antibióticos y resistencia a los mismos en algunos patógenos bacterianos comunes como por ejemplo Escherichia coli y Streptococcus pneumoniae.  Sin embargo, una vez adquiridas y diseminadas las resistencias, es difícil revertir el proceso, por lo que sin duda el procedimiento más eficaz para el control de las resistencias es la prevención mediante las prácticas de uso responsable de los antibióticos.

¿Cómo responden las bacterias a la presión selectiva de los antibióticos?
Se dice que los antibióticos ejercen “presión selectiva” sobre las bacterias porque serán las cepas que adquieran resistencia las que podrán sobrevivir y reproducirse, de modo que aumentará el porcentaje de estos microorganismos, a la par que desaparecen las cepas sensibles.  Las bacterias presentan algunas características biológicas que les facilitan la adquisición de resistencia a antibióticos. En primer lugar tienen una alta velocidad de duplicación: muchas de las bacterias patógenas en humanos pueden doblar su población en apenas 30 minutos en medios de cultivo adecuados. Sin embargo, su sistema de reparación de  ADN no está tan desarrollado como en eucariotas superiores y, como  consecuencia, presentan una alta tasa de mutaciones espontáneas. Si, debido al azar, una de esas mutaciones les permite sobrevivir en presencia de un antibiótico, la misma presión selectiva de éste (mata a todas las sensibles) va a favorecer la aparición de una población bacteriana resistente.

¿Cómo es la resistencia a los antibióticos en España?
España muestra registros muy desfavorables de resistencia, especialmente en patógenos bacterianos de ámbito extrahospitalario.
Por ejemplo en el caso de Escherichia coli (una de las bacterias que forma parte de la flora intestinal humana y de gran prevalencia en patología infecciosa), según la red oficial europea de vigilancia de la resistencia a antibióticos, European Antimicrobial Resistance Surveillance System (EARSS), la resistencia a ciprofloxacino en España ha aumentado.  Con frecuencia, la resistencia a antibióticos afecta a múltiples familias de los mismos (resistencia múltiple), lo cual disminuye las opciones terapéuticas alternativas

¿Cómo afecta este problema a la población pediátrica?
El abuso y mal uso de los antibióticos así como la resistencia a los mismos es un problema de especial importancia en pediatría porque:

  • En los primeros años de vida se concentran la mayoría de infecciones respiratorias cuya etiología es fundamentalmente viral.
  • Algunas de las bacterias patógenas que pueden causar infecciones pediátricas (otitis, amigdalitis) son el caso del Streptococcus.
  • En los cinco primeros años de vida se produce la mayor exposición innecesaria a antibióticos de toda la población general.

Hay que recordar que las resistencias aumentan si:

  • Se usan innecesariamente los antibióticos o si se utilizan antibióticos de amplio espectro cuando no están indicados.
  • Se administran dosis insuficientes.
  • Se suspende el tratamiento antes de cumplir el tiempo necesario, que es muy variable dependiendo del tipo de infección.

Leave a Reply