Tírate con cabeza y evita una lesión medular

La Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) promueve desde el año 2014 la Campaña “Tírate con cabeza” para la prevención de la lesión medular por zambullida. Esta campaña se inicia en la temporada de verano coincidiendo con la apertura de piscinas, zonas recreativas de agua y la confluencia masiva en las playas u otras zonas.

Nada mejor que el testimonio personal que muestra en este video la ASPAYM Castilla y León para que tengamos en cuenta el peligro de las zambullidas imprudentes:  el protagonista, Quique, nos explica cómo al saltar al agua  inprudentemente se fracturó las vértebras con el resultado final de una lesión medular muy grave.

Para visualizar el video: CLICK en la imagen

En un comunicado, la SEN (Sociedad Española de Neurología) informa de que anualmente se producen en España 100.000 nuevos casos de traumatismo craneoencefálico (TCE) y unas 600 lesiones medulares de origen traumático, accidentes que son más frecuentes en los meses de verano, vinculados a los accidentes de tráfico y las actividades deportivas.

Las  lesiones se producen tanto por el impacto de la cabeza contra el fondo u otros objetos como por el impacto con la superficie del agua a gran velocidad al lanzarse desde altura. Consecuencias fatales derivadas de las zambullidas y de este tipo de saltos de cabeza al medio acuático, son las que afectan a nivel cervical. Estas lesiones pueden producir parálisis inmediata y ahogamiento, tetraplejias completas e incompletas, hemiplejias, o lesiones en la cabeza que conllevan problemas cerebrales, entre otros.

Ante estas evidencias debemos extremar las precauciones en cualquier medio acuatico que se preste a practicar zambullidas con salto, especialmente de cabeza. Las consecuencias son tan graves que merece la pena pecar de prudentes y entrar con precaución en el agua. Por último, recordamos otro testimonio real que hizo famoso a Manuel, de la mano del actor Javier Badem en una película de Alejandro Amenábar premiada con un Oscar el año 2004 : Mar Adentro.