Saber diferenciar entre un resfriado común, alergia o gripe

Resfriado común, alergias y gripe pueden producir efectos parecidos. Como su tratamiento y evolución son distintos conviene saber diferenciarlos, sobre todo para no tomar medicamentos que lo único que le pueden producir son efectos secundarios adversos y en cambio, si el diagnóstico no es el correcto, no curar en absoluto la dolencia.

Las tres afecciones citadas tienen en común que afectan al sistema respiratorio.  Sin embargo se diferencian por varios factores:

  1. ORIGEN.
    El resfriado común es una enfermedad infecciosa leve que puede ser provocada por un espectro de virus tan amplio que no se dispone de una vacuna para prevenirlo. La gripe, a pesar de tratarse también de una enfermedad infecciosa, es una enfermedad que sí cuenta con una vacuna adaptada cada año para ayudarnos a hacer frente a los virus que se prevé serán los responsables de enfermedad. En general, los síntomas asociados con la gripe son más graves. Las alergias son distintas, ya que no las causa un virus, en su lugar es el sistema inmunológico que reacciona a un factor desencadenante o alérgeno.
  2. SÍNTOMAS.
    Estas enfermedades pueden dar lugar a secreción y goteo nasal, congestión, tos y dolor de garganta. En el resfriado es habitual la congestión nasal, cuando sentimos la nariz tapada, y la rinorrea, cuando sentimos como un moquillo que gotea por la nariz. También son frecuentes los estornudos y el dolor de garganta. Por otra parte, la gripe tiene un inicio rápido y se dan síntomas como tos seca, fiebre, agotamiento, dolor de cabeza y dolor muscular.  En el caso de las alérgias, además de las afecciones en el sistema respiratorio, pueden causar picazón y lagrimeo en los ojos.
  3. RECUPERACIÓN.
    Los síntomas de alergia, por lo general, duran mientras se está expuesto al alérgeno, en cambio es muy poco probable que los resfriados y la gripe duren más de 2 semanas. La mayoría de las personas con un resfriado o gripe se recuperan por sí solos sin necesidad de atención médica.
  4. TRATAMIENTO.
    En el caso de los resfriados y de la gripe , se recomienda descansar y beber mucho líquido. Especialmente para la gripe , los analgésicos como la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno pueden reducir la fiebre y el malestar en general. Las alergias pueden tratarse con antihistamínicos o descongestivos.  En caso de duda siempre deberemos acudir a los servicios médicos para que prescriban el tratamiento adecuado en cuanto a tipo de fármaco y duración  del tratamiento.

PREVENIR EL CONTAGIO

En el caso del resfriado común y la gripe se aconseja:

  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Evitar el contacto con personas que tengan la gripe o resfriado.
  • Usar pañuelos de papel.
  • Evitar las aglomeraciones.
  • Tomar alimentos con vitamina C
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado antes las manos.

En el caso de las alergia en primer lugar debemos detectar el agente que causa la afectación. Para ello puede ser preciso acudir a un servicio médico especializado.