Nuevo etiquetado Nutriscore para identificar alimentos saludables

Entre las iniciativas para la prevención de la obesidad y la promoción del consumo de alimentos saludables, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, anuncia la implementación de un nuevo modelo de etiquetado frontal de los alimentos, el Nutriscore. “Esta información permitirá que la ciudadanía pueda comparar con otros productos semejantes de forma sencilla y tomar una decisión informada y motivada para seguir una dieta más saludable”, ha señalado Carcedo.

Teniendo como referencia a otros países de la UE, en base a la evidencia científica, y después de una valoración y estudio de diversos modelos de etiquetado, el Ministerio aplicará el modelo Nutriscore, también llamado logotipo cinco colores, instaurado en Francia hace seis meses y pendiente de introducirse en Bélgica y Portugal.

 

El código Nutriscore consiste en un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles al estilo de un semáforo. Cada producto destacará el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Los colores verdes identificarán los alimentos más saludables y los rojos, los de menor calidad nutricional.

La ministra ha defendido el Nutriscore frente a otros modelos de etiquetado frontal, “que no han sido implantados por las administraciones, no cumplen los objetivos de promover la elección más saludable e incluso pueden resultar confusos para el consumidor. Por eso, no están apoyados por las sociedades científicas y los profesionales”.

El anuncio se ha producido durante el acto de entrega de los XI Premios NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) que ha tenido lugar este lunes en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Además, la ministra ha manifestado su intención de poner en marcha otras líneas de acción para reforzar la Estrategia NAOS. “Para su implantación buscaremos sinergias con otros departamentos y con otras administraciones públicas, como las comunidades autónomas. También, la necesaria colaboración público-privada”, ha señalado.

  • Entorno escolar: impedir la venta de alimentos y bebidas poco saludables
    El entorno escolar es un espacio determinante a la hora de la adopción y práctica de hábitos saludables tanto en lo que hace referencia a la alimentación, como al ejercicio físico.
  • Desarrollo reglamentario de la ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición para impedir la venta de alimentos y bebidas con perfiles nutricionales poco saludables. Estas medidas se tomarán en coordinación y colaboración con otros departamentos y las comunidades autónomas, buscando las máximas sinergias posibles.
  • Promoción de la calidad nutricional en centros públicos como hospitales o universidades Para ello se desarrollará un protocolo o guía nacional para las contrataciones públicas de menús, catering o vending en comedores colectivos que garanticen el equilibrio y la calidad nutricional en coordinación con las CC AA y en línea de las recomendaciones de la Unión Europea y la OMS.  
  • Regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores. Carcedo ha avanzado que, de acuerdo con la nueva Directiva de servicios de comunicación audiovisual que prevé el Parlamento Europeo, y siguiendo los criterios de la Unión Europea y de la OMS, “se limitará la publicidad de los alimentos con perfiles nutricionales menos saludables dirigida a los y las menores de 15 años”. En principio, se pretende que estas restricciones se apliquen través del Código PAOS de autorregulación de publicidad de alimentos y
  • Reducción de una media del 10% de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas en más de 3.500 productos. El Plan contempla ratificar 20 acuerdos con asociaciones de los cinco sectores del entorno alimentario (fabricantes, distribución, restauración moderna, restauración social y vending), integradas por más de 500 empresas.