MEDICAMENTOS DEL FUTURO CON PATENTE NATURAL

Herbs with alternative medicine herbal supplements and pills

Pese a la incredulidad del ciudadano medio que considera los medicamentos “química pura” muchos deben su origen a la naturaleza. En concreto tal y como informa la agencia de información EFE  el 60 % de los fármacos obtenidos por síntesis química se consiguen a partir del tratamiento de principios activos naturales. Dentro de esta selección se encuentran la aspirina, la  morfina, algunos antibióticos, corticoides y antitumorales, entre otros.

El desarrollo de nuevos medicamentos advierte todavía más potencial en las fuentes de materias primas provenientes tradicionalmente de la tierra (plantas u hongos),y también de los océanos. La evolución de organismos marinos ha originado moléculas de gran interés biológico y es allí donde los investigadores bucean en la búsqueda de tesoros medicinales.

La inversión en esta área crece ininterrumpidamente desde los propios estamentos como la Unión Europea  pero también desde la iniciativa empresarial de la industria. La investigación en el ecosistema marino constituye una estrategia inteligente en vista de los pocos resultados sorprendentes que ya puede darnos los recursos terrestres y las infinitas posibilidades de un ecosistema marino donde viven el 80 % de los seres vivos.

Una de las empresas españolas pionera en la investigación de fármacos marinos es la española Pharmamar que ha creado por primera vez un medicamento  antitumoral de origen marino, Yondelis, en un momento en que todavía la exploración en este campo era incipiente.

Precisamente el área terapéutica y preventiva del cáncer es la que más medicamentos en desarrollo está generando  “Frente al cáncer hay que hacer uso de todas las armas; hace unos 50 años era casi como una condena de muerte, pero ahora se curan en muchos casos” explica el vicepresidente de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), José María Fernández Sousa-Faro.

Como cabría suponer los costes y esfuerzos son más altos que el procesamiento de medicamentos genéricos. Todo comienza con la inmersión a más de 100 metros en las profundidades del mar para encontrar nuevas especies y organismos. Luego se chequean miles de muestras para dar con un principio activo entre los microorganismos, bacterias de macroorganismos o sedimentos marinos para a continuación aislar sus estructuras químicas que suelen ser muy complejas.

El tiempo estimado para aislar estas estructuras es de alrededor de un año esperando a que den positivo en los ensayos de célula tumoral, es decir conseguir el estado puro de la sustancia que actúa contra la célula cancerígena. Además de otro año o año y medio para determinar su estructura química.

La última fase se centra en la síntesis química y en diseñar un proceso químico para que el laboratorio pueda producir normalmente esa sustancia natural.

El océano está destinado a ser reconocido como una gran despensa medicinal. No obstante, tal y como manifiestan los expertos, este tributo debe acompañarse de la acción responsable del ser humano velando por la conservación del ecosistema “Una devastadora pérdida de biodiversidad podría significar menos especies para futuros medicamentos, investigación y estudios biomédicos” apunta Stephanie Wear, científico marino.

Tal y como recopila la revista The Nature Conservancy  algunas de las especies más preciadas para la investigación de tratamientos médicos son:

  • Secosteroids: una enzima utilizada por los corales para protegerse de la enfermedad. Se utiliza para tratar el asma, la artritis y otras enfermedades inflamatorias.
  • Briozoo bugula neritrina: organismo similar a los percebes que se encuentra en climas templados y tropicales y es una fuente para el compuesto briostatina considerado un alto anticancerígeno.
  • Algas verdes-azules: se encuentran comúnmente en los mares del Caribe y se utilizan para tratar el cáncer de pulmón en células pequeñas.

Leave a Reply