Las paperas

Las paperas, nombre popular con el que se denomina a la parotiditis, son una enfermedad contagiosa localizada en una o ambas glándulas parótidas, es decir las glándulas salivales mayores ubicadas detrás de la mandíbula. Son causadas por el virus Paramyxoviridae, con incidencia frecuente en niños y adolescentes, aunque también puede afectar a adultos sensibles que no han producido inmunidad por la vacuna para las paperas, el sarampión y la rubéola (triple viral o MMR, por sus siglas en inglés), ya tiene una efectividad demostrada de un 80%, no protegiendo por lo tanto a toda la población a la que se le ha administrado.

En España, la vacuna triple vírica se introdujo en 1981 en el calendario de vacunación a los 15 meses de edad. En 1995 se añadió una segunda dosis de vacuna triple vírica a los 11 años de edad. En 1999 esta segunda dosis se adelantó a los 3-6 años.

El virus de la parotiditis se propaga a través de los gérmenes que se transmiten desde la saliva, mediante la tos y el estornudo de una persona infectada. El periodo de incubación es de entre 14 y 24 días, por lo que las personas pueden diseminar el virus antes tener de los primeros síntomas.

La parotiditis es noticia en España, ya que el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha informado de que en la Comunidad foral se ha detectado un brote de paperas al registrarse en las primeras siete semanas de 2018 un total de 140 casos. La directora del ISPLN, María José Pérez, ha explicado que este incremento de casos es “general” en el conjunto de España, si bien en Navarra más de la mitad de los afectados son jóvenes de entre 10 y 24 años.

Los síntomas de esta enfermedad son: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio, pérdida del apetito, posteriormente las glándulas salivales bajo las mandíbulas se inflaman, en uno o ambos lados de la cara produciendo malestar y dolor. Estos síntomas pueden prolongarse durante 10 días