La otitis y las piscinas en verano

La otitis externa, también es conocida como “otitis del nadador”, es una infección del canal auditivo que transporta el  sonido hacia el tímpano. La pueden causar varios tipos de bacteria u hongos.
La infección por lo general es más frecuente en los niños que pasan más tiempo en el agua, sobre todo en época de vacaciones durante el verano.

El motivo por el cual se produce esta afectación es que cuando hay mucha humedad en el oído, el oído se puede irritar, abriendo la piel del canal y permitiendo la entrada de bacterias u hongos.  La otitis puede aparecer también por otros motivos, por ejemplo una herida de la piel en el canal auditivo, un eczema, rascarse el canal auditivo, limpiarse el oído de manera vigorosa con palillos con punta de algodón, o colocarse objetos como ganchillos en el oído que pueden aumentar el riesgo de desarrollar una otitis externa.

Síntomas

El síntoma principal de la otitis externa es el dolor de oído, el cual puede ser grave y empeorar cuando se toca la parte externa de la oreja  o se hace presión sobre esta.  A veces la sensación previa al dolor es el picor.

En algunos casos, la hinchazón del canal auditivo puede provocar la sensación de oido “tapado”. También es posible que el oído externo se ponga rojo o se hinche y que los ganglios a su alrededor aumenten de tamaño y duelan. En algunos casos puede generar un poco de supuración del oído,  de un color claro al principio, pero después más opaca y amarillenta como el pus.

Prevención de la otitis

El portal Medline Plus ofrece unos prácticos consejos para evitar en la medida de lo posible esta molesta enfermedad, que produce dolores intensos y puede afectar al bienestar de las vacacinoes de toda la familia.

  • No se rasque los oídos ni introduzca hisopos de algodón u otros objetos en los oídos.
  • Mantenga los oídos secos y limpios, y no permita el ingreso del agua al oído al ducharse, echarse champú o bañarse en la bañera.
  • Seque los oídos cuidadosamente después de haberse mojado.
  • Evite nadar en aguas contaminadas.
  • Use tapones de oídos al nadar.