La búsqueda de alimentos sin gluten

Afortunadamente cada día es más frecuente encontrar productos sin gluten, adaptados para las personas que sufren la enfermedad celíaca (EC). La prevalencia estimada en los europeos y sus descendientes  de esta enfermedad es del 1%, siendo más frecuente en las mujeres con una proporción de 2 a 1, según datos oficiales.

De todas formas, según la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), un porcentaje importante de pacientes (75%) están sin diagnosticar debido, en su mayor parte, a que la EC durante años se ha relacionado, exclusivamente, con su forma clásica de presentación clínica.

La enfermedad celíaca es una situación del sistema inmunitario en la que las personas no pueden consumir gluten porque daña su intestino delgado. El gluten es una proteína presente en el trigo, cebada y centeno. También puede encontrarse en vitaminas, suplementos, productos para el cabello y la piel, pasta de dientes y bálsamos labiales.

Los 30 alimentos prohibidos para dietas sin gluten, publicados por la FACE son:

  • Almidones modificados:
    • E1404 Almidón oxidado
    • E1410 Fosfato de monoalmidón
    • E1412 Fosfato de dialmidón
    • E1413 Fosfato dialmidón fosfatado
    • E1414 Fosfato dialmidón aceitado
    • E1420 Almidón aceitado
    • E1422 Adipato de dialmidón acetilado
    • E1440 Hidroxipropil amidón
    • E1442 Fosfato de dialmidón hidroxipropilado
    • E1450 Octenil succinato sodico de almidón
  • Almidón
  • Almiláceos
  • Aromas
  • Fécula
  • Fibra
  • Gofío
  • Harina
  • Hidrolizado de proteína
  • Hidrolizado de proteína vegetal
  • Cereales
  • Condimentos
  • Espesantes
  • Extracto de levadura
  • Malta
  • Jarabe de malta
  • Extracto de malta
  • Proteína
  • Proteína vegetal
  • Semola

Las personas que no pueden consumir gluten deben de tener  precaución especialemente en estas situaciones:

  • Precaución con los alimentos importados, ya que según los diferentes países de distribución un fabricante puede emplear distintos ingredientes para un producto con la misma marca comercial.
  • Se debe de extremar la precaución en la manipulación de alimentos en bares, restaurantes, y comedores. Ejemplo de ello sería el uso de aceites compartidos para productos con y sin gluten o si un plato de legumbre con embutido con gluten no podría ser ofrecido a una persona celíaca, incluso quitando el embutido.
  • En aquellas casas en las que haya un celíaco, se recomienda eliminar las harinas de trigo y el pan rallado normal y utilizar, en su lugar, harinas y/o pan rallado sin gluten, copos de puré de patata para rebozar, empanar o espesar salsas. De este modo los alimentos cocinados en casa podrían ser consumidos por todos, incluso los celíacos.
  • Hay que prestar atención en la manipulación de los embutidos al corte, habría que efectuar una correcta limpieza de la máquina si no estamos seguros de que los productos anteriores que se han cortado llevan o no gluten.