Epidemia de gripe en España en fase de crecimiento

La epidemia de gripe crece en España, según el informe semanal de vigilancia de la Gripe, en la última semana de diciembre el umbral de incidencia de la enfermedad  ha sido alto y en fase de crecimiento.

Podemos hablar de epidemia de gripe cuando se supera el umbral de casos de 109,4 casos por cada 100.000 habitantes. El informe semanal indica que ”La tasa global de incidencia de gripe en la semana 52/2017 aumenta a 208,3 casos por 100.000 habitantes, superándose por tercera semana el umbral basal establecido para la temporada 2017-18, manteniéndose la fase de ascenso de la onda epidémica estacional”.

En el mapa que mostramos a continuación se identifican las comunidades con epidemia de gripe en la última semana de 2017.

Reproducimos a continuación los consejos para el tratamiento de la gripe que publica el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad:

Tratamiento de la Gripe

El tratamiento de la gripe suele ir enfocado a tratar los síntomas que la enfermedad produce. Sin embargo actualmente existen cuatro antivirales frente a los virus gripales (amantadina, rimantadina, zanamivir y oseltamivir) aunque su utilización es muy limitada.

Consejos en caso de padecer gripe:

  • Descansar
  • Beber abundantes líquidos
  • Evitar el consumo de alcohol o tabaco
  • Tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe (como medicamentos para bajar la fiebre…)
  • La gripe está causada por un virus, así que los antibióticos no mejoran los síntomas no aceleran la curación.
  • No dar aspirina a niños ni adolescentes (podría provocar un síndrome raro pero grave que se denomina Síndrome de Reye)

Antivirales:
Los fármacos antivirales si se dan en los primeros días tras el inicio de los síntomas pueden reducir la duración de la enfermedad. Estos medicamentos deben ser recetados por un médico ya que pueden tener efectos adversos importantes. Hay que tener en cuenta que estos fármacos no son efectivos para tratar infecciones bacterianas ni otros virus que pueden darse como complicaciones de la gripe.

Hay dos grupos de fármacos antivirales:

  • Amantadina y rimantadina actúan contra la proteína M2 sólo de los virus gripales A y son eficaces si se dan en primeras 48 horas. Sin embargo tienen importantes efectos secundarios (5-10%) tales como: nerviosismo, ansiedad, insomnio y trastornos gastrointestinales y además pueden desarrollar rápidamente resistencia intrínseca y cruzada, con lo que el tratamiento ya no sería efectivo. Por todas estas razones, estos fármacos son muy poco utilizados.
  • Los nuevos inhibidores de la neuraminidasa (zamamivir inhalado y oseltamivir oral) actúan frente a los virus gripales A y B, y han demostrado eficacia si se administran también en las primeras 48 horas. Zanamivir tiene como efectos secundarios más frecuentes la reagudización del asma y no se recomienda en personas con asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Oseltamivir puede provocar sobre todo alteraciones gastrointestinales como nauseas y vómitos.

De los fármacos antigripales existentes, actualmente en España están autorizados y comercializados: amantadina, zanamivir y oseltamivir.

Alguno de estos fármacos antivirales pueden ser utilizados también como prevención, pero en ningún caso el uso de estos fármacos debe ser un sustituto de la vacunación. Estos medicamentos están indicados como prevención en algunas situaciones especiales como en sujetos de alto riesgo que no han podido ser vacunados o en los que no se produce una respuesta adecuada de anticuerpos tras la vacunación.