Descubren un fármaco que puede prevenir la metástasis en el cáncer de mama

El tratamiento del cáncer de mama puede resultar mucho más efectivo a partir de la noticia publicada por la revista Journal of Experimental Medicine. En efecto, investigadores chinos han descubierto que un popular fármaco utilizado para prevenir la osteoporosis puede prevenir la diseminación de una forma particularmente agresiva de cáncer de mama que típicamente afecta a las mujeres más jóvenes. En concreto el estudio revela que el ácido zoledrónico podría inhibir UGT8 o UDP Glicosiltransferasa 8, una enzima que impulsa la progresión del cáncer de mama de tipo basal.

El cáncer de mama de tipo basal es en de difícil tratamiento debido a que las células tumorales generalmente carecen del receptor de estrógeno, el receptor de progesterona y la proteína HER2 que son los objetivos terapéuticos principales para otras formas de cáncer de mama. Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Zhejiang examinaron más de 5.000 muestras de pacientes con cáncer de mama y descubrieron que los niveles de la enzima metabólica UGT8 se elevaron drásticamente en pacientes con cáncer de mama de tipo basal.

Los investigadores confirmaron que el ácido zoledrónico es un inhibidor directo de UGT8. El ácido zoledrónico es un medicamento que está aprobado para tratar distintas enfermedades óseas, incluida la osteoporosis. El tratamiento con el fármaco disminuyó la capacidad de las células para invadir su entorno y, en consecuencia, les impidió hacer metástasis a los pulmones después de haber sido inyectados en los ratones.
Chenfang Dong, director de esta investigación declaró que “La inhibición farmacológica de UGT8 por el ácido zoledrónico ofrece una oportunidad prometedora para el tratamiento clínico de esta enfermedad”.

Según informa la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer española, supone un 29% de todos los cánceres. La edad de máxima incidencia está por encima de los 50 años, pero aproximadamente un 10% se diagnostica en mujeres menores de 40 años.