¡Cuidado con las medusas!

Las medusas, también conocidas como aguamalas, malaguas, aguavivas, aguacuajada o lágrimas de mar, tienen forma de campana y largos tentáculos cargados con células urticantes.

En este artículo relacionamos los consejos que publica la Cruz Roja en nota de prensa  para tratar las picaduras de medusa:

La picadura de medusa es una de las emergencias que suelen atender con mayor frecuencia los socorristas que trabajan en las playas españolas.

Según informa la Cruz Roja, aunque muchos subestiman el poder de este invertebrado, estudios científicos revelan que algunas especies pueden ser incluso más letales que los tiburones.

Remedios para las picaduras de medusas

Rápidamente detectarás si has sido víctima de una picadura de medusa. Inmediatamente, tu piel se enrojecerá y se inflamará. Si esto sucede, debes seguir las siguientes pautas:

  • Lava la herida con agua de mar o vinagre. Nunca uses agua dulce. El picor puede aumentar.
  • Si se han quedado incrustados en la piel tentáculos, debes retirarlos con pinzas. ¡Nunca frotes! Si no tuvieras pinzas, inténtalo con un objeto de plástico duro. Por ejemplo, una tarjeta de crédito. Bajo ninguna circunstancia retires los restos de medusa con los dedos. Una vez muertas, sus células urticantes siguen picando.
  • Cuando esté limpia la herida, aplica amoníaco al 10 %, una pomada con corticoide o gasas con soluciones bicarbonatadas.
  • Para aliviar el dolor, recurre a paracetamol o ibuprofeno.
  • En cualquier caso, lo más recomendable si sufres una picadura de medusa es dirigirte al puesto de socorro más próximo.

Los efectos de la picadura de medusa pueden durar entre una hora y una semana. Dependerá de la especie que te haya atacado y de la cantidad de veneno inoculado.

Medusas que se pueden encontrar en España

  • Carabela portuguesa. De color violáceo, con una cresta en la parte superior y rellena de gas. Aunque suele ser propia de zonas tropicales, en los últimos años se ha extendido al Mediterráneo. Extrema las precauciones si te la encuentras porque puede ser letal.
  • Aguamar. De forma triangular. Es otra de especie muy peligrosa.
  • Medusa luminiscente. Translúcida, de color rosado y brillante en la oscuridad. Mucho cuidado porque habita en la costa del Sol y también es bastante venenosa.
  • Aguamala. De color blanco y lóbulos azulados violáceos. Su picadura es de gravedad media.
  • Medusa huevo frito. Como su propio nombre indica, su forma se asemeja a un huevo. Su veneno es leve.
  • Medusa luna. Transparente y azulada. Es una de las más inofensivas.