Consejos para adelgazar antes de Navidad sin dietas milagro

Desde el portal tiendas.com informan que  en los meses previos a la navidad están experimentando un incremento de búsquedas de productos para adelgazar, dietéticos, quema grasas, etc. Por este motivo, han elaborado estos consejos básicos para adelgazar antes de navidad, sin dietas milagro:

  • Beber agua caliente y limón en ayunas todas las mañanas Un vaso de agua caliente con zumo de limón en la mañana despierta el sistema digestivo.
  • Desayunar sin lácteos o limitarlos al máximo. Hoy día muchas personas sienten malestar después de ingerir productos lácteos, sufren, sin saberlo, algún tipo de intolerancia a la lactosa.
  • Desintoxicación con Yoga y práctica de ejercicio matutino. La práctica habitual de yoga ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, ayuda a la digestión, relaja el cuerpo y la mente, ayuda a activar el organismo, a despertarse y sentirse mejor.
  • Realizar ejercicio en ayunas, ayuda a quemar más calorías. Activar el organismo realizando ejercicio matutino ayuda a adelgazar y regular la hinchazón.
  • Tentempié de media mañana. Evitar los bocadillos y sustituir por un refrigerio tropical. Como por ejemplo, la piña o la papaya, que contienen enzimas que ayudan a eliminar la hinchazón al descomponer las proteínas y facilitar la digestión.
  • Comer despacio en todas las comidas. Comer demasiado rápido hace que se ingiera aire con la comida, y que quede atrapado en el organismo, por lo que masticar lentamente ayuda a adelgazar al minimizar la hinchazón causada por el exceso de aire atrapado en el cuerpo. No hay que obsesionarse, pero, por lo menos, ser consciente de no comer con prisas, engullendo la comida y sin masticarla lo suficiente.
  • Evitar los chicles en lo posible. Igual que el punto anterior, el chicle hace que se trague aire mientras se consume, lo que produce una desagradable sensación de hinchazón corporal.
  • Beber, entre litro y medio y tres litros de agua a diario. Beber agua ayuda a eliminar las toxinas y la sal sobrante del organismo, así que hay que recordar beber más agua durante todo el día. Llevar una botella de agua reutilizable (a ser posible de litro y medio), es una excelente manera de asegurarse ese mínimo consumo de agua diario.
  • Consumir Quínoa, semillas de Chía y más fibra de forma habitual. Es muy nutritiva y contiene fibra y potasio.
  • Menos es más. Cuidar las porciones y levantarse de la mesa con un poco de hambre. Muchas veces en mejor quedarse con la sensación de que se podía haber comido más, y no con la de lo lleno que se siente uno.
  • Alcohol y refrescos bajo sospecha. Por la cantidad de azúcar que contienen, ya sea una copita de vino, una caña o un refresco, harán que uno se pueda sentir hinchado, e incluso que se tengan problemas de digestión.
  • Cenar ligero y pasar del postre. Una cena que contenga muchas verduras y alguna proteína magra, como pollo o pescado, ayuda a una desintoxicación más rápida. Infusiones para limpiar el organismo y relajarse por la noche, para dormir mejor.
  • Las infusiones con especias como la canela y el jengibre ayudan a limpiar el organismo, y tienen un efecto desintoxicante, y ayudan a relajarse antes de irse a la cama. La manzanilla ayudará a mejorar la digestión de la cena.
  • Procurar no consumir teína ni cafeína antes de irse a la cama por la noche para dormir mejor. El sueño ayuda a regular el metabolismo, y a recuperar la energía perdida durante todo el día. Estudios científicos recientes han demostrado que las personas que duermen poco tienen más tendencia a engordar que las personas que duermen bien. Los expertos recomiendan dormir entre siete y nueve horas todos los días.