El café tomado de forma moderada puede alargar la vida

El café tomado de forma moderada puede alargar la vida. A esta conclusión ha llegado un estudio publicado este mes de Julio por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y el Imperial College de Londres, que se basa en los datos examinados en  más de medio millón de personas en 10 países de Europa.

La novedad en la investigación que nos ocupa es en parte su extensión, ya que se han recopilado datos en diez países, y en un  total de 521.330 personas de más de 35 años procedentes del Estudio prospectivo europeo sobre dieta, cáncer y salud (EPIC).

Después de 16 años de seguimiento casi 42,000 personas identificadas en el estudio habían muerto por distintas causas incluyendo cáncer, enfermedades circulatorias, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares. Después de un cuidadoso ajuste estadístico de los factores del estilo de vida como la dieta y el tabaquismo, los investigadores descubrieron que el grupo con mayor consumo de café tenía un menor riesgo de todas las causas de muerte, en comparación con aquellos que no tomaban café. También concluyeron que tomado descafeinado tenía un efecto similar. Sin embargo, el consumo con cafeína y descafeinado no es fácil de separar, ya que no pueden excluir que los consumidores puedan haber consumido café con cafeína también en diferentes períodos de su vida.

Sobre un subconjunto de 14.000 personas del total de la muestra, también se  analizaron biomarcadores metabólicos, con la evidencia de que los bebedores de café pueden mantener hígados más sanos en general y también un mejor control de la glucosa que los que no lo beben.
“Encontramos que beber más café estaba asociado con un perfil de función hepática y de una respuesta inmune más favorables”, explicó el Dr. Gunter,  jefe de investigación del estudio. “Esto, junto con la consistencia de los resultados con otros estudios en los EE.UU. y Japón nos da mayor confianza de que esta bebida puede tener efectos beneficiosos para la salud”.

El Dr Gunter agregó como conclusión: “Debido a las limitaciones de la investigación observacional, no estamos en condiciones por el momento de recomendar a la población beber más o menos café. Dicho esto, nuestros resultados sugieren que su consumo moderado, hasta alrededor de tres tazas al día, no es perjudicial  y que la incorporación de café en la dieta podría tener beneficios para la salud “.

El estudio fue financiado por la Dirección General de Salud y  Consumidores de la Comisión Europea y el IARC.