Diá mundial del Parkínson 2019: Conocerlo es el primer paso para combatirlo

En 1997, la Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de abril como Día Mundial del Parkinson, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de James Parkinson, neurólogo británico que, en 1817, descubrió lo que en aquel tiempo llamó parálisis agitante y que hoy conocemos como esta enfermedad.

Desde entonces, asociaciones de todo el mundo conmemoran ese día con la celebración de actos públicos de interés general que pretenden difundir la realidad del Parkinson y sensibilizar a la sociedad en general.

 

Según datos de la Federación Española de Parkinson publicados en su página web, las investigaciones apuntan que las enfermedades neurológicas son actualmente las principales causas de discapacidad, y entre estas, el párkinson es la enfermedad con mayor índice de crecimiento.

La incidencia de la enfermedad aumenta con la edad, y la población mundial está envejeciendo. Además, nuestros hábitos de consumo, o el aumento de la longevidad también influyen en este crecimiento. Según los últimos estudios, en 2040 superará los 12 millones de personas afectadas en el mundo.

Las personas con esta patología requieren de un abordaje terapéutico multidisciplinar que aglutine el tratamiento farmacológico, las terapias rehabilitadoras y el tratamiento quirúrgico.

El ejercicio terapéutico y las diversas terapias aplicadas por profesionales especializados contribuyen de forma decisiva al mantenimiento de las capacidades físicas del paciente con Parkinson, facilitando la continuidad y mejora en las actividades de la vida diaria, y así intentar conseguir una calidad de vida lo más normalizada y óptima posible, tanto de las personas afectadas, como de su entorno familiar.