8 consejos para disimular bolsas y ojeras

Las bolsas son abultamientos de la piel formados bajo los ojos y que se generan por una pérdida de tono en el músculo y piel del párpado, lo que produce un adelgazamiento y protrusión de las bolsas de grasa que rodean el ojo por detrás de los párpados. Las bolsas aportan a los que las sufren rostros cansados y tristes. Pueden ser hereditarias o por el paso del tiempo o envejecimiento, pero hay factores que también influyen. Al hilo de este tema, el Dr. Diego Tomás Ivancich aporta 8 maneras de disimularlas.

  1. Higiene facial. Este es el punto principal para comenzar a tratar las bolsas en los ojos. Todo empieza por mantener la zona libre de químicos y otros compuestos antes de aplicar cualquier producto o tratamiento.
  2. Mucha verdura y fruta. Los alimentos naturales con antioxidantes son lo mejor para el organismo y, por tanto, para la piel. Una dieta sana y equilibrada mejorará el aspecto de las bolsas.
  3. Dieta baja en sal y especias. Este tipo de condimentos y potenciadores del sabor favorecen la retención de líquidos, que tan nociva resulta para la piel. Por ello, se debe reducir su consumo al mínimo.
  4. Beber mucha agua. Aunque siempre se debe adaptar a las circunstancias y genética de cada uno. Con ello se conseguirá una buena hidratación de la piel para un aspecto sano y juvenil.
  5. Dormir. 8 horas de descanso diario son fundamentales para mantener, no sólo un buen aspecto físico, sino también la cabeza en su sitio. Evitando el edema de los párpados inferiores.
  6. Adiós al alcohol, tabaco y otros adictivos. Muy necesario, ya no sólo por la estética, sino también por la salud.
  7. Vitamina C. A partir de esta sustancia el organismo genera el colágeno, que tan vital resulta para la piel. Por ello, los alimentos ricos en Vitamina C, como la naranja, son muy recomendables para mejorar el contorno de los ojos.
  8. Productos específicos. Si se va a recurrir a cremas o a cosméticos para tratar la zona, se deben buscar los que sean específicos y que no lleven demasiados químicos o parabenes.

Solución quirúrgica: blefaroplastia

Durante una blefaroplastia (que suele durar sobre 1 hora) se extirpa el exceso de piel y grasa del párpado superior dejando una cicatriz escondida en el fondo del surco palpebral superior. Al mismo tiempo, se pueden eliminar las bolsas grasas inferiores y tensar la piel del párpado inferior. En casos de bolsas inferiores hereditarias, características de gente joven, se pueden eliminar a través del interior del ojo (transconjuntival), sin dejar cicatriz externa. La intervención se realiza siempre en medio hospitalario con una ligera sedación y no es necesario quedarse ingresado. Los puntos se retiran a los cinco/ siete días y la reincorporación a la vida cotidiana del paciente es inmediata.